"Wonder Woman": Gal Gadot y ¡UN GUION!

Patty Jenkins, directora de la película Monster y algunos capítulos de series como El séquito o The Killing, no parecía la cineasta capaz de reconducir el desastroso devenir de los personajes de DC Comics. Zach Snyder no había dejado nada aprovechable en los destrozos de Batman contra Superman y El escuadrón suicida.  El abuso de ordenador, los guiones ininteligibles de personajes flemáticos y las inacabables escenas de acción mataron a la saga que había empezado a resucitar Christopher Nolan con El caballero óscuro.

Wonder Woman es una película muy entretenida que además tiene... ¡GUIÓN!. Hay un desarrollo, giros imprevisto, diálogos que van desvelando a los personajes, un contexto histórico muy bien caracterizado. Pues eso: un buen guión. Sencillito, sin grandes complejidades pero suficiente para que esta amazona te caiga bien a la hora de empezar a golpear a los malos. El responsable del libreto ha sido Allan Heinberg, un guionista de la tele de toda la vida: The Catch, Scandal, Anatomía de Grey.

La actriz protagonista es la israelí Gal Gadot, una de esas guapas que sabe actuar sin mirarse en el espejo en cada plano. También ayudan a la película que las tramas secundarias estén bien acomodadas (la deformada y perfida doctora nazi interpretada por Elena Anaya, Robin Wright como la entrenadora de Wonder Woman, etc).

Todo esto hace que más de dos horas no resulten excesivas porque las escenas de acción son espectaculares y necesarias. Un ejemplo de un buen blockbuster de verano que costó 149 millones y ya ha generado 786.

Calificación: 7  

Inesperado western de superhéroes

Nunca me han caído especialmente bien los X-Men. Demasiados poderes y efectos especiales con personajes de colores que tienen muy poco que contar. Hay una excepción: Lobezno. O lo que es lo mismo Hugh Jackman, el actor que se ha apropiado y ha hecho crecer tanto el personaje. Para el final de este superhéroe se ha confiado la historia a James Mangold, un director con personalidad y polivalente que ha mostrado su valía en películas como El tren de las 3:10 y Noche y día.

Logan tiene un tono crepuscular en la línea del western Raíces profundas. El homenaje a este título de 1953 de George Stevens en una escena de Logan no es casual. Mangold logra dar un épica al declive del poderoso personaje muy valiosa, reforzada por la relación paterno-filial con esa niña experimento depredadora de corazón fuerte. También hay escenas de acción vibrantes con cuchilladas para todos los lados, pero el motor de la película es dramático y es lo que hace que la película merezca un notable.

El trailer hace justicia a este western moderno que con un presupuesto de 97 millones de dólares ha generado 616.

Calificación: 7

El error fatal de Lone Sherfig

Su mejor historia lo tiene todo para ser una película deliciosa. El reparto, especialmente con el protagonismo de Gemma Artenton, una buena compositora (Rachel Portman), un argumento desconocido y original basado en hechos reales, diálogos vivos y ocurrentes, amor, humor, drama. Por si no fuera suficiente la directora es la danesa Lone Sherfig, una de las mejores cineastas del momento con películas como Italiano para principiantes (de su etapa Dogma 95) o An Education.

La película dura 117 minutos y los últimos 25 son una cadena de errores que hacen que la historia se tramposa y poco creíble. Hay que saber cerrar los partidos dicen en el tenis, y el guion de Gaby Chiappe comete un error comprensible de una escritora que hasta ahora habitualmente solo había hecho televisión. El giro que le mete a la película es de esos de final de temporada de una mala telenovela. Un error fatal imperdonable en una producción de tanta clase.

Calificación: 6



Nolan cuerpo a tierra

Después de especializarse en el cine de superhéroes y Ciencia-Ficción (El caballero oscuro, Origen, InterstellarChristopher Nolan acaba de estrenar una película sobre la Segunda Guerra Mundial titulada Dunkerque, Este capítulo histórico cuenta el traslado de más de 300 mil soldados del ejercito francés tras la invasión alemana. Entre los protagonistas estarán Tom Hardy, Mark Rylance, Kenneth Branagh, Cillian Murphy y James D'ArcyEn los pases previos de la película, la crítica norteamericana ha dicho maravillas....



Christopher Nolan ha escrito el guion más breve de todas sus películas y también ha dirigido la película en solitario, dejando que su habitual colaborador, su hermano Jonathan se centre en la serie Westworld

Dunkerque es una película que seguro cambiará las claves del cine bélico, especialmente en el sonido. Nolan vuelve a contar con el compositor Hans Zimmer que ha diseñado una música de tensión constante, muy cercana a la utilizada en la saga de El caballero oscuro. En algunos momentos resulta excesiva y repetitiva, aunque hay que reconocer que logra transmitir la ansiedad de la situación y la lucha épica por la supervivencia.

La selección y dirección de actores es fantástica. Todos ellos están perfectamente mimetizados con una acción agobiante sin dar un paso en falso. Son jóvenes guaperas (entre ellos uno de los One Direction) que llenan cada plano con una credibilidad muy trabajada con gestos mínimos muy expresivos.

La originalidad del argumento es su gran baza; hacer cine bélico sobre una retirada tiene muchos riesgos y Nolan los sortea con una habilidad prodigiosa, apoyado en una planificación y montaje muy creativa y variada que sorprende constantemente al espectador. Destacan las escenas de bombardeos en que se ve perfectamente en un solo plano fijo la destrucción y muerte de la guerra de una manera que el cine nunca había mostrado con tanto realismo. No hay trampa ni cartón porque el director de Memento detesta el ordenador y eso se nota en las maravillosa veracidad de toda la película.



Por supuesto también hay montajes paralelos, otra característica esencial del cine de Nolan, en la que se llega a una intensidad máxima al encadenar explosiones, incendios, naufragios, etc... Gran parte de la responsabilidad de esta fuerza visual recae en el director de fotografía suizo Hoyte Van Hoytema, que ya hizo un trabajo impresionante en la anterior película de Nolan: Interstellar.

En el siguiente reportaje se explica brevemente el complejo rodaje en una playa azotada frecuentemente por la Naturaleza.

En esta verdadera apoteosis visual y sonora los personajes no tienen un gran desarrollo dramático, pero el guion sabe emocionar tocando las teclas más universales del ser humano: supervivencia, épica en el sacrificio, el perdón, la culpa. De esta manera Dunkerque consigue que el espectador viva poco más de hora y media como si fuese el día más largo, cubierto de arena, mar y sangre.

Queda mucho para los Oscar, pero resulta imposible pensar en una final en la que no se incluya este nuevo gigante del cine bélico.

Calificación: 9    



                                                                                

A "Baby Driver" le falta chispa

Lo que se comentaba de Baby Driver era muy atractivo. Película divertida y original con buena música, persecuciones, caras nuevas y actores de prestigio. En la línea de últimos divertimentos redondos como Operación U.N.C.L.E., Noche y día o Kingsman. No llega a tanto, aunque tenga giros vistosos.

Tengo sensación de que el británico Edgar Wright acaba de filmar su mejor película, a pesar de que tenía títulos irregulares con momentos de buena comedia como Arma fatal o Bienvenidos al fin del mundo. Ansel Elgort (Bajo la misma estrella, Divergente) interpreta a un jovencísimo y peculiar delincuente que nunca se desprende de sus auriculares y su walk-man. Como fuente de inspiración huye a toda la velocidad de la policía mientras escucha música seleccionada para la ocasión. En el resto de la banda de ladrones destacan tres actorazos Jon Hamm, Jamie Foxx y Kevin Spacey. Y aquí empiezan los problemas. Mientras que Ansel Elgort se lleva los mejores momentos y las frases más redondos al resto del grupo le falta chispa y la película queda así bastante descompensada.

Por otra parte la música que debería ser vibrante no acaba de funcionar en muchos momentos. Hay demasiadas canciones y escenas que te dejan frío y el ritmo decae en una historia que necesitaba más trepidación e intensidad. Tampoco la historia de amor acaba de arrancar entre la camarera (interpretada por Lily James, vista en Guerra y Paz, Cenicienta y Downton Abbey) y el joven delincuente. El desarrollo de esta trama secundaria es previsible, insípida y demasiado forzada.

De esta manera queda una película más trabajada que la mayoría de ese estilo pero que no llega a fascinar como debería.

Calificación: 6,5

"Día de patriotas": La fiabilidad de Peter Berg

En Estados Unidos la han considerado una de las películas más importantes en 2016. Peter Berg y Mark Whalberg se conocen de antes (Marea negra, El único superviviente) y ya han demostrado que saben hacer como pocos cine de acción con potencial dramático basado en historias reales.

Sorprende la velocidad que tiene el cine y la televisión actual en llevar a la pantalla sucesos actuales. El atentado en la maratón de Boston ocurrió el 15 de abril de 2013 y 3 años después ya estaba en los cines la versión cinematográfica de los hechos. Peter Berg fija la atención en historias personales y coincidencias paradójicas. Una vez retratados los personajes se lanza a una acción rodada con un estilo muy cercano al de Peter Greenaway o Ben Affleck. Creatividad en los planos en movimiento pero sin despistar ni marear al espectador.

La película ensalza el valor ciudadano contra la barbarie terrorista, pero todo está ajustado para no caer en simplismos evidentes. Todos ellos, terroristas, víctimas y policías, aparecen definidos con una humanidad muy valiosa. Es verdad que a la música le sobra presencia y le falta algo de personalidad. Tampoco el epílogo es tan redondo como el de El único superviviente, pero Peter Berg ha vuelto a sentar cátedra con un cine de acción inteligente y muy hábil en la dosificación de información sobre la investigación.

Calificación: 8

"Land of mine": Dinamarca es una mina

Empezó la carrera de los Oscar siendo una de las favoritas del año, pero al final fue adelantada por Toni Erdmann, El viajante... El director es el danés Matin Zandvliet, un cineasta de mucho éxito en Dinamarca. En 2011 presento la película más taquillera en Dinamarca: A funny manLand of mine es su 3ª película.

Película sobria que pretende no forzar emociones sino hacer pensar. Y lo consigue. Parece increíble que la II Guerra Mundial siga ofreciendo tantas historias impresionantes aún no contadas en el cine. Quizás algo más de ritmo no le hubiese venido mal a la película y tampoco alguna trama secundaria mejor desarrollada. Pero en los 90 minutos de Land of mine hay mucho cine gracias a las localizaciones (esa playa preciosa e infernal al estar plagada de minas)  y las interpretaciones de altura del grupo de adolescentes primerizos que bordan a inocentes hijos de nazis que tienen que expiar los pecados de sus padres.

El cine bélico y el danés siguen siendo una mina.

Calificación: 7´5  

"Feud: Bette and Joan": Leonas de cine

Susan Sarandon y Jessica Lange tienen un regalo de historia en sus manos y lo aprovechan. El rodaje de ¿Que fue Baby Jane? que Robert Aldrich filmó en 1962 fue tan salvaje como la terrorífica y sensacional película. Es la época en la que se está acabando el cine clásico y el star system de Bette Davis y Joan Crafword se había venido abajo.

Ryan Murphy parece haberse decidido a cambiar de estilo y dejar de ser el chillón, extravagante y agresivo director de Glee, Nip-Tuck o American Horror Story. Al menos de vez en cuando. Si en American Crime Story: El pueblo contra O.J.Simpson logró prestigio y premios, aquí hace un homenaje al Hollywood colorista y dorado en época de decadencia. Se le ve disfrutar con los diálogos irónicos y todo un ejército de secundarios de lujo como Alfred Molina (Bob Aldrich), Stanley Tucci (Jack Warner), Catherine Zeta Jones (Olivia de Havilland), Kathy Bates (Joan Blondell), Sarah Paulson (Geraldine Page) y Judy Davis (Hedda Hopper).

El cine americano sigue teniendo quien mime a sus clásicos...

Como dato negativo Olivia de Havilland, a sus 101 años, ha demandado a la serie.

Calificación: 8

"Disparando a perros": Genocidio en Rwanda

Hotel Rwanda de Terry George era una grandísima película sobre el brutal genocidio entre hutus y tutsis que logró una justa repercusión al obtener 3 nominaciones a los Oscar en 2004. Un año después y con una temática muy cercana se estrenó Disparando a perros que fue bastante olvidada. Hace unos días pude verla y me dejó impactado, especialmente la segunda mitad. Es lo mejor que han hecho tanto el director Michael Caton-Jones (Memphis Belle, Chacal, Rob Roy) como el guionista David Wolstencroft (Spook, Versalles).



Fue uno de los primeros papeles de Hugh Dancy, hoy conocido como el torturado Will Graham de Hannibal o el protagonista con Asperger de Adam. Pero la película es de John Hurt, un sacerdote católico que reza, sonríe, hace pensar, respeta y ama de verdad.

La música es de Darío Marianelli, ganador de un Oscar por Expiación y compositor de Orgullo y prejucio, V de Vendetta, La extraña que hay en ti, Jane Eyre o Kubo. Un verdadero genio en uno de sus momentos de mayor inspiración.

Calificación: 8,5







Dueto de guionistas

The Night Of pasó por la temporada de premios como una de las más nominadas y menos premiadas. Los creadores de esta serie son dos guionistas de altura: Steven Zaillian (En busca de Bobby Fischer, La lista de Schindler, Moneyball) y Richard Price (El color del dinero, Melodía de seducción. El niño 44, Rescate). En el reparto destaca John Turturro con uno de los mejores personajes que hemos visto últimamente la pequeña pantalla. Un abogado perdedor, muy Coen, brillante y honesto, que va siempre en chanclas con los pies envueltos en plástico por una alergia que no logra superar.

La serie cuenta la historia del "árabe que no debía estar allí": un joven norteamericano de ascendencia pakistaní que aparece claramente involucrado en el asesinato de una chica rica. Lo interpreta con una credibilidad y contención memorable Riz Ahmed, actor londinense que también tiene ascendencia pakistaní y que es uno de intérpretes más en alza de los últimos años (Rogue One, Jason Bourne, Nightcrawler, The OA, Circuito cerrado).

The Night Of se devela lentamente, sin prisas, deteniéndose en cada personaje y logrando que haya un docena de retratos que interesan. Los 8 capítulos de esta miniserie de la HBO tienen algunos detalles muy HBO de salvajismo de la casa, pero predominan los diálogos sutiles e inteligentes, muchos ellos heredados de cine negro clásico con sus detectives crepusculares, inocentes culpables y delincuentes con encanto.

Calificación: 8

Comments System

Disqus Shortname