Clint Eastwood: el clásico que llegó sin avisar

Morirá con las botas puestas como uno de sus gran referentes; John Houston. En 2016 ha vuelto a hacer una película grande de un anti-héroe: Sully, protagonizada por Tom Hanks. Y en 2017 volverá a trabajar con Leonardo Di Caprio.

Es músico, actor, productor y director. Ha sido nominado a 8 Oscar y ha ganado 4 de ellos. En el breve documental de TCM que os dejo definen las características de su estilo cinematográfico.



Hay una escena emblemática de Sin perdón. Es el inicio del western moderno y crepuscular. La planificación, interpretación, el viento y el diálogo son de cine masterclass, el séptimo arte en plena madurez.



La voz de Constantino Romero que le ha doblado durante muchos años en España ha forjado todo un personaje. En esta escena de Cazador blanco, corazón negro dirigida por Eastwood y escrita por Peter Viertel en 1990, cuenta la historia del rodaje de La Reina de África. Clint Eastwood interpreta a un John Houston aventurero, más interesado en cazar leones que en dirigir la película por la que Humphrey Bogart ganaría su único Oscar. La ironía y el magnetismo del actor-director es impagable.



Ha ganado dinero con casi todas las películas, especialmente con El francotirador (ganó 550 millones con un presupuesto de 58), Gran Torino (270/33) y Million Dollar Baby (216/30). Una de las pocas en las que perdió dinero fue con Banderas de nuestros padres, una película bastante fallida pero con un trailer maravilloso que retrata el concepto de heroísmo y patria en Clint Eastwood.



Poco después se atrevió a contar el asedio a Iwo Jima desde el punto de vista japonés. Curiosamente, esta vez la película fue mejor, más rentable y premiada.



De entre sus películas olvidadas me quedo con Un mundo perfecto, la historia de un forastero criminal que secuestra casi por accidente al hijo pequeño de una familia de testigos de Jehová. Kevin Costner está mejor que nunca en esta road movie de guión magnífico y climax soberbio.

1 comentario:

  1. Una entrada estupenda. Me ha encantado. Para mí, Eastwood también es un cineasta fantástico.

    ResponderEliminar

Comments System

Disqus Shortname