Tim deja a Alicia mirándose en el espejo

Esta vez no es Tim Burton el director sino James Bobin, hasta ahora especializado en televisión y en hacer las películas de los Muppets. No sé qué tal saldrá el experimento; la primera parte gano más de 1000 millones de dólares y era un desperdicio absoluto de guión, con Helena Bonham-Carter y Johnny Depp ciertamente insufribles.

El guión vuelve a ser de Linda Woolverton que no me gustó nada al versionar la obra maestra de Lewis Carroll pero sí en su original versión de Maléfica. Sacha Baron-Cohen desgraciadamente se incorpora al reparto. La buena noticia es que tendremos la oportunidad de ver por última vez en pantalla grande a Alan Rickman.

"Ant-Man": eficaz divertimento

Los comentarios positivos que me habían llegado eran acertados. No es una obra maestra pero es mucho mejor que muchas de las Marvel Movies que nos han llegado últimamente (Los vengadores 2, Cuatro fantásticos, Amazing Spiderman). Tiene imaginación en la trama y un personaje principal simpático, a veces demasiado graciosete pero soportable. Además película la ven muy bien pequeños y mayores a pesar de llegar casi a las dos horas de metraje.

Escenas espectaculares y una cierta profundidad en el hilo dramático, muy convencional y efectista pero suficiente. El mejor trabajo hasta ahora de Peyton Reed (Dí que sí, Abajo el amor) que maneja bien el variado reparto y un guión hábil en la mezcla de acción, intriga y conflicto familiar. Con un presupuesto de 130 millones de dólares ha ganado 520, lo que ha provocado que ya tengamos una segunda parte en camino. Se estrenará en 2018, tendrá a las avispas como enemigo a batir y repetirán el director y el reparto de la primera parte.

Los finales de Nolan

Si tuviese que escoger una escena de todo el cine de Nolan elegiría uno de sus finales de películas. No es nada sencillo acabar en punta y el director de Memento o El caballero oscuro lo logra. En el final de The dark knight hay épica y emoción, metáfora y realidad. El héroe que huye para que le persigan, para salvar a su ciudad de la corrupción que ha calado hasta los huesos.

La música de James Newton Howard y Hans Zimmer de esta escena ha creado escuela. No sé como dos genios tan personales se pueden poner de acuerdo para hacer una misma banda sonora, pero el hecho es que la simbiosis es maravillosa.

Un final espectacular para la gran obra maestra del cine de superhéroes.



La siguiente entrega de Batman en general fue más decepcionante pero el final volvió a ser de lo mejor de la película. Una imagen optimista que cierra una trilogía muy óscuro sobre la necesidad de esperanza en el mundo moderno



Origen es mi debilidad. Una idea sensacional que se desarrolla con imaginación sin perder de vista el interior de los personajes. La película es la historia de un padre por recuperar la mirada de sus hijos al volver a casa. Podía ser muy cursi pero está muy bien contado y con Leonardo Di Caprio te crees todo lo que te quieran contar.

"¡Ave, César!": God save the Coen

Han rescatado a Spielberg y ahora tiene toda la pinta que se han propuesto hacer reír a la gente como no lo hacían desde O Brother!. Falta nos hace el humor de los Coen y el talento de los Clooney, McDermond, Phiennes, Swinton. Obtuvieron el Oscar por una de las películas que menos me han gustado de toda su filmografía.

Ahora queda que en la Academia se atrevan a volver a premiar una comedia, un genero mayor al que hay que poner en primera fila cuanto antes, antes de que nos invadan más estupideces zafias y redundantes con humor fácil y previsible.

La película se estrenará en Berlín y después en febrero en todo el mundo. El trailer de promoción ya desborda ingenio por todas partes.

"Nurse Jackie", la enfermera yonki

House es una de las grandes series de la historia de la televisión. Una de esas que deja huella en Nurse Jackie juega a ser más transgresora y feminista. La protagonista es enfermera, infiel y yonky. Y sobre todo es la que manda en el hospital y gobierna en la serie. Millones de espectadores han pasado cientos de horas al lado de este personaje tan borde, irónico e insoportable como genial en sus diagnósticos.

Edie Falco interpreta a la enfermera Jacky Peyton con esa cara de "Hace demasiados siglos que soy jodidamente infeliz pero así es la vida, yo al menos sobrevivo a base de opiáceos". La mentira forma parte de su vida casi tanto como las decisiones de vida y muerte, su hija, su marido, su amante principal y todos sus secundarios con los que también suele compartir droga y sexo. ¿Algo más? Sí, la serie es de Showtime, que también tiene a Dexter como personaje que va por delante saltándose a la torera cualquier ley moral o penal.

No falta el golpeo a la Iglesia Católica y a sus estrictos colegios. Jackie saca allí a su hija antes de que sea una niña buena que haga los deberes y le diga a su madre que no se meta polvitos blancos por la nariz. La historia está contada con un humor negro cercano al de A dos metros bajo Tierra que a veces resulta efectivo. No esperen muchos matices dentro del personaje principal. En general ella a pesar de todo va por delante del planeta y sabe lo que hacer.

El festival tiene un lema claro "lo prohibido y enfermizo mola" y además te previene contra la vida llena de sorpresas. Una manera muy simple de negar algo tan evidente como que una mujer que se droga y utiliza el sexo para drogarse más es mucho más infeliz, insegura y peor madre que una buena persona fiel, responsable con el ejemplo que da a sus hijos y que se apoya en los profesores a la hora de educar. Y la serie sería más veraz, enriquecedora y sorprendente. Las buenas personas lo son, no pasa nada por decirlo.

"La corona partida": Entre "Isabel" y "Carlos"

Parecía que se iba a estrenar en verano; era lo más lógico. Terminada Isabel a final de curso esta película serviría de preámbulo para Carlos, Rey Emperador que empezaría en septiembre. El caso es que por fin llega esta película a los cines.

Realizada prácticamente por el mismo equipo de las dos series, La corona partida se estrenará el próximo 19 de febrero de 2016. Espero que mantenga el nivel y logra un buen éxito en taquilla. Pero la pregunta es, como diría el gran Luther, "¿y ahora qué?".



Carlos, Rey Emperador  ha terminado siendo dividida en dos partes antes y después de Navidad, además de tener que cambios sus horarios de emisión. La serie no ha logrado el éxito esperado con apenas un 12-14% de share y más de 2 millones de espectadores de media. Se podría hablar de la criticable programación de la serie que la enfrentó con otras ficciones nacionales, pero hay que recordar que Isabel  también tuvo que competir con Tiempo entre costuras.

En principio a Carlos, Rey Emperador  le iba a seguir una serie sobre Felipe II que prometía mucho. Sin embargo ante las dudas generadas por la sensacional serie del Rey de España y Emperador de Alemania por ahora se ha cancelado ese proyecto. Confío en que, si en algún momento tenemos un gobierno que no se pase el día peleando entre sí, se retome esta serie histórica de una calidad sobresaliente. Un legado de RTVE del que podemos estar muy orgullosos de dejar a las próximas generaciones.

P.D: Y si puede ser que vuelva Javier Olivares que ahora mismo está ultimando la segunda temporada de El Ministerio del Tiempo.

"The Spoils of Babylon": parodia de lo "vuestro"

Detrás de esta miniserie cómica están dos humoristas del programa Saturday Night Live: Matt Piedmont y Andrew Steele. Con un buen reparto (Tim Robbins, Tobey Maguire, Val Kilmer, Haley Joel Osment, Jessica Alba y Will Ferrell), esta serie es una parodia de los "culebrones" épicos que tanta fama han dado al cine norteamericano (Lo que el viento se llevóGigante, Could Mountain).

La fórmula funciona bastante bien, es ingeniosa y, aunque tiene giros zafios, es una serie que en general no se instala en el carril de humor fácil. Lo mejor de cada capítulo es la presentación y despedida de Will Ferrell, un director gordo y con barba, que imita claramente a Orson Welles: un cineasta alcohólico, especializado en complicar sus rodajes y no tener en cuenta si a los espectadores les va a gustar su trabajo.

Sin ser una serie sobresaliente, The Spoils of Babylon es una alternativa interesante a las sitcom actuales de la televisión norteamericana. Ahora sólo falta que alguna cadena española la compre.



La alargada sombra de John Ford

Se habla mucho de John Ford y de su poderosa influencia. Pocas veces con tanta claridad como en este breve reportaje de TCM (¡qué buenos son!), en el que se ve la sombra alargada del director "que hacía westerns" en el cine de Eastwood, Spielberg, Scorsese ó Paul Thomas Anderson.


Y de repente, todos se ponen a bailar....

Más de 22 millones de personas han visto este flashmob. Lo mejor es la cara de la gente. Me recordó al final de Amanece en Edimburgo. Pasan los años y las canciones de Sonrisas y lágrimas siguen siendo patrimonio de la Humanidad. Pones el "Do, Re, Mi" en medio del Polo Norte y seguro que se ponen a bailar hasta los pingüinos.

Ceguera luminosa

En medio de una mañana de cierres trepidantes me he encontrado con este trailer de la 2ª temporada de Daredevil. Creo que esta serie va a seguir haciendo historia. Televisión de la buena, en mayúsculas, por muchos que algunos intenten desmitificarla. No pasa nada por alabar con subrayados. Hay muchas series de superhéroes pero como está... NINGUNA.

Razzies 2016: Ahora vas y te forras

No les suelo hacer mucha caso a los anti-Oscar, pero éste año sí. Aparte de todas las muchas (y justificadas) nominaciones de Cincuenta sombras de Grey, hay películas realmente fallidas como Cuatro fantásticos, El destino de Júpiter o Superpoli en Las Vegas. Además Eddie Redmayne, nominado al Oscar este año por La chica danesa también está nominado por peor actor en El destino de Jupiter. A mí me parece que está horrible en las dos pero creo que con los guiones de esas películas no se pueden hacer milagros. Sólo hay que ver el último diálogo del trailer para hacerse una idea. Otra vez Mila Kunis haciendo el ridículo...



Los nominados a los Razzies no han estado nada inspirados. Eso sí, algunos de ellos se han forrado. Cincuenta sombras de Grey costó 40 y ha logrado 570, además de una nominación al Oscar a la mejor canción por Earned it de The Weeknd. 


Superpoli en Las Vegas es una estupidez tan gigante como el gordo Kevin James pero costó 30 millones y ha obtenido 107. Tiene su público, habitualmente norteamericano (70 de los 107 salen de la taquilla de EE.UU.) que se lo pasa pipa viendo como este se estampa con alfombras, cristales, mosquitos, coches, caballos... El cine muchas veces no es justo.

Cada vez peor

A estas alturas no sé cuantos trailer de promoción llegaremos a ver de Batman contra Superman. Pero hace tiempo que he dejado de creer en que ese proyecto no sea otra idiotez de dos tipos con capa y mucho CGI de fondo dándose de mamporros mientras se tiran todo tipo de edificios a la cabeza.

Lo de menos es que Ben Affleck sustituya a Christian Bale, lo fundamental son los diálogos, la coherencia y madurez de los personajes. Y en esto Zach Snyder ha mostrado sobradamente su inutilidad para dar con la clave del dramatismo necesario. Esperemos que algún día vuelva Nolan a restituir los daños.


El cine, el fútbol y la voz de Fernando

La voz de Fernando Fernán-Gómez debería ser Patrimonio de la Humanidad. Junto con la de Welles, Brando... Y por eso el anuncio de Mahou al que Fernando prestó su voz poco antes de morir debía quedarse como anuncio intemporal. He visto mucho fútbol y bastante de cine sobre fútbol, y no me acuerdo de algo que transmita con tanta fuerza la emoción que puede llegar a transmitir este deporte.

"Brooklyn Nine-Nine", loquísima loca

En 2014 ganó dos Globos de Oro a mejor comedia y mejor actor y este año ha vuelto a estar entre las nominadas. Esta versión siglo XXI de Loca Academia de policía· es gansa, divertida y a veces soez. El actor protagonista es Andy Samberg, una especie de Jim Carrey, genial e insoportable según las riendas del director. Para mí,  es mucho mejor doblado que en original, algo muy poco corriente pero que a veces sucede.

Los creadores de la serie son los mismos que Parks and Recreation o The Office, series con las que comparte el estilo visual marcado por la cámara en mano y el uso habitual del zoom. No hay risas enlatadas pero aún así resulta entretenida porque hay un buen ritmo narrativo y bastante ingenio en los gag que hacen de la comisaria un circo muy logrado.

Brooklyn Nine-Nine gana mucho con los personajes secundarios, muy bien escritos y retratados: el ultraserio capitán de comisaria, la secretaria con ambiciones mayores, la detective viril intimidadora, el funcionario pringado y solitario...

La carencia fundamental de la serie es que acude con excesiva frecuencia al humor fácil. Me recuerda en este sentido a The Last Man on Eart; hay una buena historia y a unos personajes muy simpáticos, pero falta talento para evitar redundancias y tópicos zafios vistos una y mil veces en comedias americanas. Por ahora llevan 3 temporadas de 22 capítulos cada uno. Y lo que le queda. Con esos mimbres se puede llegar hasta donde uno quiera.


"Spanglish": una delicia de James L. Brooks

Recupero esta sección del cine que vuelvo a ver sin arrepentirme de ello. Es otra película infravolarada por motivos insospechados. Y eso que Adam Sandler, Tea Leoni y Paz Vega están magníficos y que el director-guionista es James L. Brooks (el mismo que La fuerza del cariño y Mejor... imposible). Por si fuera poco la música es de Hans Zimmer (que repite el acercamiento a la guitarra española que tan buenos resultados le dió en la segunda parte de Misión imposible).

Spanglish es una comedia que acaba en drama con un guión que desborda ingenio y cercanía al espectador. Una radiografía amable en la forma pero tremendamente cruel en el contenido. Una de esas películas llenas de detalles que hacen que se pueda ver una y otra vez descubriendo nuevos matices. Una maravilla desapercibida.

Nominaciones de los Oscar 2016: Vencedores y vencidos

Ayer se anunciaron las nominaciones a los Oscar y, como se esperaba, pocas novedades con respecto a la lista de los Globos de Oro. Y todo apunta a que las quinielas este año ya están bastante claras.

1º) "Steve Jobs" y Sorkin recibieron un palo merecido. Sorkin es un gigante pero su adaptación del espectacular libro de Isaacson es pedante y parlanchina. Boyle podía hacer poco con un guion así y lo poco que ha hecho no le ha salido bien. Lo mejor son los actores y esos sí que no se han caído de la lista.

2º) Quentin Tarantino ya no es el niño mimado de Hollywood. O no tanto. No es nada mala su película pero le ha podido su deseo de "Y yo más...". Talento tiene como el que más pero a su western le sobran muchos minutos (40 o 50), un giro porno de lo más desagradable y unas cuantas vomiteras de sangre que hacen que Los malditos ocho sea sólo para los muy permisivos de los excesos de Quentin.



3º) El guión de "Inside Out" y el de "Ex-Machina" han entrado en la lista. Lo celebro. Dos grandes libretos, arriesgados y bastantes acertados que construyen dos películas muy ingeniosas y diferentes.

4º)  El gran año del cine irlandés. Dos películas (Brooklyn y La habitación) de este país logran en total 7 nominaciones en las categorías más importantes. Las dos son películas estupendas, bellísimas y muy bien escritas e interpretadas.

5º) Sin noticias del cine español. Un año más. Y llevamos 11. Loreak era una película maravillosa y el cine español lleva 5 años dorados. Pero Hollywood sólo parece fijarse en nuestro cine para hacer (malos) remakes de algunas de nuestras películas y series. Allá ellos. Mientras tanto Francia sigue ahí por 39ª vez. Bueno, al menos que ganen algo.

6º) "Sicario"; la gran ausencia. 3 nominaciones menores a una película soberbia de dirección, guión e interpretación. La gran ninguneada del año por los premios, pero el cine seguirá acordándose de ella muchos años.



7º) David O. Rusell se queda sin amigos. Después de ser el director más sobrevalorado de los últimos años (en las nominaciones, no en los premios), la Academia ya ha empezado a cansarse de él. Más vale tarde que nunca. Joy se queda con una sola nominación para la también cansina Jennifer Lawrence, que es muy buena, pero hay más aparte de ella.

8º) La gran aparición: Alice Vikander. Ha sido doblemente nominada y es una actriz maravillosa, especialmente en Ex-machina. Tiene personalidad, talento e interpreta con mucho matiz y delicadeza.

9º) Nos quedamos sin Meryl Streep. Ya iba siendo hora. Ahora sólo falta que no volvamos a nominar NUNCA, JAMÁS a John Williams. Se merece que no sigamos nominándole cada año con el convencimiento que no va a ganar. Le damos el premio a toda una carrera EXTRAORDINARIA que está en su lógico declive (83 años) y nos dedicamos a darle algún premio alguna vez a compositores como Thomas Newman (un gigante nominado 13 veces sin obtener premio), James Newton Howard (8 veces derrotado) o Carter Burwell (sólo una nominación con más de 95 películas en 30 años de brillante carrera).



"Man on Wire": Imprescindible

Ahora que Robert Zemeckis acaba de volver a poner de actualidad la historia del hombre que hacía malabarismos entre las Torres Gemelas con El Desafío (The Walk), es bueno recordar Man on Wire. Este magnífico documental del mismo argumento que la última película de Forrest Gump fue muy premiado y con razón con el Oscar, el BAFTA....

45 metros de cuerda a más de 450 metros de altura. Es un documental que te agarra y te impresiona con un estilo de cine de intriga muy conseguido. Bellísimo el final, la banda sonora de Michael Nyman (el enorme compositor de Gattaca y El piano), la fotografía y la planificación visual de James Marsh (La teoría del todo). Sin duda uno de los documentales clave del siglo XXI.




"Galavant": la serie musical que le gustaría a "Shrek"

Un caballero llamado Galavant cabalga cantando el amor de su adorada Madalena secuestrada por un pérfido Rey... Hasta ahí el cuento clásico. Pero en seguida llega la originalidad. Nada es lo que tendría que ser, la épica se vuelve voluntariamente paródica con canciones irónicas del gran Alan Menken (ganador de 8 Oscar de Hollywood por las películas de Disney de los años 90).

Todo apuntaba a que la serie iba a ser una serie cómica, musical y creativa, un formato que todavía no ha logrado la excelencia en televisión. Pero Galavant es monótona y previsible en sus melodías y en la zafiedad de los personajes. Funcionan algunos golpes de humor y la dirección de arte, maquillaje y vestuario hace un trabajo maravilloso. Además los actores no son de primera fila pero están muy solventes cantando y bailando.



El creador de la serie es Dan Fogelman que ya resultó llamativo y original en la ficción televisiva Vaya vecinos y en los guiones de películas tan distintas como Enredados, Bolt, Crazy Stupid, Love o Un desmadre de viaje. En Galavant muestra su lado más soez y convencional, una adaptación del humor Shrek al musical televisado que acaba por saturar y desperdiciar un argumento con un punto de partida muy prometedor.

Los aficionados al musical seguimos esperando una serie de este género sobresaliente (hasta ahora sólo hemos visto aprobados: Smash, Glee, Empire, Nashville).

El sexteto de Jackson

Desde que tenía 7 años y ví el videoclip de Thriller mi vida ha ido pegada a cada uno de los videoclips de Michael Jackson que supo elegir enormes directores para cada uno de ellos. Cada estreno de uno de sus videoclips era un acontecimiento mundial ya en los años 80,

Entre los directores que hay detrás de estos  videoclips hay cineastas de la talla de Spike Lee (They don´t care about us), John Landis (Thriller, Black or White), Mark Romanek (Scream) o Martín Scorsese (Bad). Curiosamente, el más celebre vídeo musical después de Thriller, Smooth Criminal, lo dirigió un técnico de efectos especiales Colin Chilvers que se ha puesto muy pocas veces detrás de una cámara.












Los Globos de Oro en 15 adjetivos

ADMIRABLE: La calidad y personalidad de dos grandes ficciones televisivas como Mr. Robot (mejor serie dramática) y Wolf Hall (mejor miniserie).

CAPRICHOSO: Darle el premio a Lady Gaga a la mejor actriz en miniserie por American Horror Story tendrá morbo pero poco más. Este año hemos tenido grandísimas interpretaciones en ese apartado como para dársela a esta multimillonaria cantante.

ELEGANTES: Jon Hamm (Mad Men) y Oscar Isaac (Show Me a Hero) son dos actores han sabido ganarse el Globo de Oro con interpretaciones elegantes y matizadas de muchos quilates. De lo mejor que hemos podido ver en televisión en 2015.



EXAGERADOS: Los premios al mejor guión para Sorkin y a la mejor banda sonora de Morricone. Que estos dos genios se lo merecen casi todo no hay duda, pero ni en Jobs ni en la última de Tarantino han estado a la altura de su prestigio.



GRATIFICANTE: La aparición de Brie Larson (La habitación) en la primera fila del cine mundial. Es una actriz que ya demostró en Las vidas de Grace su talento y personalidad.



INJUSTIFICABLE: La generosidad en el trato con una serie tan limitada e irregular como Mozart in the Jungle (mejor serie comedia o musical y mejor actor principal). Sobre todo teniendo Portlandia, The Big Bang Theory o The last man on earth que no habían sido ni nominadas.



MAGISTRAL: Reconozco que yo era uno de los que no podía con Iñarritu y su vertiente existencialista depresiva cuando se unía con Guillermo Arriaga. Pero Birdman era una película gigante y The Revenant es la obra maestra de un maestro del cine. Hacía tiempo que no vivía algo así delante de una pantalla. La sensación de que aquello que estás viendo es cine de otro nivel, de ése que pasarán décadas y no dejará de asombrar a espectadores de todo el mundo. The Revenant es junto con Gravity lo más poderoso que he visto en imagen y sonido en la última década. Y me alegro todos los premios grandes que está recibiendo (3 Globos de Oro hace unas horas: película, director, actor).



MERECIDOS: Matt Dammon y Leonardo Di Caprio merecían desde hace mucho tiempo noches como la de ayer. Espero que repitan premio en los Oscar por sus dos grandes interpretaciones, a la altura de sus inapelables filmografías.





OPORTUNISTA: Sí, es él. Le han vuelto a invitar de maestro de ceremonias para que volviese a reírse de unos y otros. Y, cómo no, Ricky Garveis hizo chistes de las acusaciones de pedofilia de Bill Cosby y el alcoholismo de Mel Gibson. A mí no me hace ni puñetera gracia reírse de algo tan serio y desde luego no hay originalidad en meterse con los dos actores más insultados del planeta.

NECESARIO: Que Pixar vuelva a llevarse premios grandes como el Globo de Oro por una película tan ingeniosa y conmovedora como Inside Out.

PLAUSIBLE: Que las películas del lobby más insistente de los lobbys no hayan recibido ningún premio que no merecían ni por Carol ni por La chica danesa.

RUTINARIO: Empieza a ser agotador ver a Jennifer Lawrence ganar premios. Con el de esta noche ya lleva 3 Globos de Oro y un Oscar, y tiene sólo 24 años. Es verdad que ella es lo mejor de Joy, una de los peores películas del exageradamente alabado David O. Russell, pero dejen algo para las Carey MulliganAlice Vikander, Elle Page o Melissa Benoist, que también son actrices jóvenes fabulosas.



SURREALISTA: Que The martian, una película de ciencia-ficción dramática, haya ganado el premio a la mejor comedia o musical.

TRISTE: Denzel Washington es un actor soberbio, pero da pena verle tan limitado por sus adicciones. Cuando recibió el premio a su carrera no era capaz de hilvanar un discurso. Incluso su mujer tuvo que ayudarle a leer el speech. Esperemos que se recupere. Sólo tiene 60 años.



ÚNICA: La ceremonia de entrega de los Globos de Oro sigue siendo un cúmulo de curiosidades que la diferencian de las demás galas. Todo el mundo de pie o cenando mientras un presentador da premios en categorías que prácticamente sólo existen en los Globos de Oro.

Aperitivo generoso de "Sherlock"

Un buen regalo de Navidad ha sido el 4x00 de Sherlock. O sea, el capítulo de 90 minutos de aperitivo de la 4ª temporada que podremos ver dentro de un año. Este "divertimento" juega con el tiempo, el espectador, Conan-Doyle y sus personajes. Y lo hace con gracia y talento. En mi opinión más que en toda la 3ª temporada, que tuvo destelllos de genialidad pero se echó de menos un capítulo redondo.

Una vez más se demuestra que en estas series el villano es esencial, y aquí el malo es tan sutil, inteligente y perverso que le bastan unos segundos para lograr la máxima intensidad dramática. El brillante Sherlock de la TV ha vuelto. Sólo falta resucitar el de Guy Ritchie.

Calificación: 7´5

"Outlander" (serie de TV): Quédense con la música

Cuando uno empieza a ver Outlander le entran ganas de que aquello llegue a buen puerto. Viajes en el tiempo, paisajes magníficos de Escocia, música celta... Pero todo se empaña demasiado deprisa. Los diálogos que tenían que ser sutiles e imaginativos son absurdos (la protagonista que acaba de viajar al pasado diciendo en voz alta: "Pero ¿no puede ser? No puedo haber viajado en el tiempo?...). Y además de buenas a primeras llegan las las largas escenas estilo HBO hetero y homosexuales para acabar de redondear el despropósito.



El creador de la serie es Ronald D. Moore, un chico para todo de la televisión norteamericana. Actor, director, guionista y productor desde hace 20 años de series como Star Trek, Galáctica o Helix. Claramente lo suyo debería ser la Ciencia-Ficción pero ninguno de esos títulos pasarán a la Historia de la Televisión.

Misteriosamente la serie ha obtenido 3 nominaciones importantes a los Globos de Oro (mejor serie dramática, actriz y actor), pero no le busquen explicación; son los Globos de Oro. También han nominado a la serie Empire (que es un culebrón macarra en toda regla) y a la película de The Martian en la categoría de mejor comedia o musical.

Lo más salvable de Outlander es la estupenda banda sonora de Bear McCreary (The Walking Dead, Galáctica), un compendio de música celta muy bien acompañada por la fotografía de Stephen McNutt (Person of interest, Caprica).

Parlanchín Sorkin

Después de ver Steve Jobs de Danny Boyle se entienden los problemas que ha tenido el guión de Aaron Sorkin para llegar a la gran pantalla. La película tiene diálogos certeros (especialmente en la primera media hora) y algunos excesos de parlamento (la mayoría a mitad de metraje). La alargadísima escena de discusión-flash-back-proceso reducido entre Jeff Daniels y Michael Fassbender me recordó a cuando Tarantino, Redford o Spielberg se entusiasman con un diálogo pedante y acaban siendo tediosos.

Y eso que Steve Jobs no es una mala película. Los actores están enormes y hay algunos giros geniales pero al guión de Sorkin es demasiado arrogante en las formas, un intento de querer dejar su sello por encima de la historia, que era muy buena y Walter Isaacson la había contado aún mejor en la biografía original. De Danny Boyle poco se puede decir; se mantuvo a una cierta distancia, correcta, pero no entusiasmante.

La música de Daniel Pemberton está muy lejos de ser tan intensamente atmosférica como la de Trent Reznor en La red social. En realidad todo Steve Jobs está muy lejos de esa obra maestra titulada La red social. Y eso es un problema.

"Star Wars": ¡La que nos espera!

No soy de los fascinados por la nueva era galáctica. Era fácil superar las anteriores partes de la saga, especialmente de El ataque de los clones. Para mi gusto la película dura mucho pero en algunos ratos entretiene a la vieja usanza, más de maqueta que de pantalla verde. No hay personajes gusanoides y diálogos estúpidos, aunque tampoco hay un personaje que te llegue a enganchar como los de la primera trilogía. Los dos nuevos protagonistas son bastante naturales pero aparte de manejar con mucho arte la espada láser no te quedas con ninguna escena en la que realmente se logre una conexión con el espectador, al menos en mi caso.

Aunque a estas alturas, con 1510 millones de dolares ingresados en poco más de dos semanas en todo el mundo, no voy a ponerme pesado. Desde luego hay películas mucho peores que han ganado una millonada y está al menos es una historia contada con corrección y revisada con bastante respeto.

Lo peor es que con estos datos de taquilla tendremos Star Wars, dinosaurios y superhéroes para dar y tomar. Me veo a Luke Skywalker subido a un velocirraptor atacando a un ejercito transformers y zombis liderado por Batman, Supergirl o el sobrino nieto de Harry Potter.

Comments System

Disqus Shortname