La llegada esperada y estrellada de "Steve Jobs"

La película de Boyle, Fassbender y Sorkin sobre el libro de Isaacson llegará en unos meses a España (en principio 1 de enero de 2016), pero en Estados Unidos ya han podido verla... unos pocos. Tan sólo 10 millones de dólares en el primer fin de semana. Aunque la película no ha sido cara (apenas 30 millones), está claro que no son buenos datos.

Pero aún así habrá que esperar. Tiene todos los mimbres para ser una gran película en casi todos los aspectos. Un libro magnífico, el mejor guionista de Hollywood, un director oscarizado con un muy personal y un actor de primerísima línea. Veremos.

El regreso de "The Leftovers" (2ª temporada)

Aunque hay cosas que no me gustan soy de los que me interesa mucho The Leftovers de la HBO. Comprendo que hay gente que se indigne con ella porque le gusta mucho jugar al escondite y ser aparentemente distante.

La segunda temporada que acaba de empezar tenía que renovarse sí o sí porque ya nos habían contado toda la novela de Tom Perrota. Pero The Leftovers sigue profundizando en los mismos personajes y cómo afrontan las perdidas de sus seres queridos (exactamente el 8% de la población mundial desaparecida misteriosamente.

Los creditos iniciales han mejorado mucho, especialmente por la canción Let the mistery be de Iris De Ment, una de las grandes cantautoras norteamericanas actuales, Y la banda sonora, que era lo mejor de la 1ª tenporada, mantiene el estilo y la calidad pero cambia de melodía.



Siguen sobrando algunos ataques de estilo HBO (como esa absurda aparición de Liv Tiler en el camión) y hay que tener paciencia con la trama porque es compleja y no le gusta explicarse a sí misma.

Los responsable de The Leftovers insisten en que no van a desvelar en la serie los motivos de la desaparición de una buena parte de los habitantes del planeta. A mí por ahora en los 3 primeros capítulos no me han defraudado.

Calificación: 7

"Pesadillas" que arrasan en Estados Unidos

Rob Letterman no es un director que me impresione pero tiene imaginación. Los viajes de Gulliver, Monstruos contra alienígenas, El Espantatiburones... Todas pasaron sin pena ni gloria pero hicieron dinero. Ahora mismo su última película es nº1 en USA con 23 millones de dólares en su primer fin de semana por delante de otros estrenos como las últimas películas de Guillermo del Toro y Steven Spielberg.

El trailer es divertido, aunque eso de poner el nombre de Jack Black, habitualmente insoportable, junto al título de la película me parece increíble. De todas formas la historia y el estilo de películas de los 80 a lo Joe Dante puede funcionar muy bien. Y Danny Elfman en la música y Javier Aguirresarobe en la fotografía son garantía de éxito.

Los Coen rescatan a Spielberg

Los comentarios que llegan de lo último de Spielberg son muy esperanzadores. Lleva díez años encadenando películas fallidas (Tintín, War horse, Lincoln) y parece que con El puente de los espías puede volver a una posición privilegiada que no tenía desde Munich (2005).



La película cuenta con su equipo habitual aunque hay algunas cambios. John Williams, "su compositor" es sustituido por Thomas Newman, algo que suena a relevo generacional. Pero lo más importante es que los hermanos Coen han escrito el guión junto con Mark Charman (Suite francesa). La película ha costado 40 millones de dólares (el presupuesto más barato que ha manejado el Rey Midas de Hollywood desde que en 1993 realizase una de sus obras maestras; La lista de Schindler, por 22 millones). En su primera semana en Estados Unidos ha recaudado 18.

El puente de los espías llegará a España en diciembre. Está claro que la película llegará a punto a las nominaciones de los Oscar. Por ahora la prensa norteamericana en el Festival de Cine de Nueva York son rotundos.

"Reconfortante melodrama sobre la Guerra Fría, 'Bridge of Spies' es un apasionante relato de espionaje basado en hechos reales, muy sabiamente manejado por veteranos profesionales que saben lo que hacen."  Todd McCarthy: The Hollywood Reporter

"Un magnífico thriller (...) Spielberg recrea esta historia real con una excelente destreza, un afán por la narración pura y su capacidad para encontrar optimismo en cualquier lugar ★★★★★ "
Peter Bradshaw: The Guardian

"Un cautivador estudio de personajes y un thriller que es algo así como una adaptación de John Le Carre, dirigida por Frank Capra ★★★★  Richard Roeper: Chicago Sun-Times

"Everest" no tiene cima

Me cuesta mucho entender esa gente que en plena juventud se juega la vida por capricho o afición. Y en Everest casi todos los personajes son así. Es verdad que si a uno le espera en casa Keyra Knightley moqueando y poniendo caritas nostálgicas lo de huir a la cima del monte más alto del mundo es una escapada lógica.

Bromas aparte, la película del islandés Baltasar Kormákur (2 Guns, Contraband) es la peor de las tres que ha rodado fuera de su país. Le falta fuerza, los clímax son horribles y los personajes están muy pobremente diseñados (curioso teniendo al guionista de Slumdog Millonaire). La historia es buena y los actores son fenomenales pero el guión convierte a la historia en una aventura de adultos bastante incomprensible. Ni la fotografía, ni la música hacen que el conjunto resulte atractiva. Algunos dirán que es una película correcta porque no tiene grandes errores. Más bien me parece una película fallida porque tiene muy pocos aciertos y contaba con presupuesto, historia y actorazos.

Y en esta ocasión la huella de la productora Walden Media pasa verdaderamente desapercibida: Amazing Grace, Las crónocas de Narnia.

Calificación: 5´5

"The Walking Dead" nunca muere (6ª temporada)

Había dejado de seguirla al principio de la 4ª temporada porque me parecía que ya había entrado en bucle. Nada que ver. La 5ª temporada es de lo mejor que he visto últimamente y probablemente la mejor sesión de esta serie. Una mezcla perfecta de intriga y drama con un primer episodio apoteósico.

En esta temporada se llega muy lejos con unos personajes que conocemos muy bien pero aún así nos siguen sorprendiendo en su estado terminal. Y los nuevos supervivientes están a la altura, dando otra vuelta de tuerca a las construcciones humanas que pretenden ser como dioses y en la mayor parte de los casos acaban comportándose como demonios.

El uso de la música es brillante, muy selecto en los momentos que realmente hacen falta para reforzar el poderoso dramatismo de la historia.

La sexta temporada acaba de empezar con buen pie. El primer episodio arranca con suficientes sorpresas como para que la trama siga funcionando. Esperemos que junto con la acción, el drama también esté a la altura de la temporada precedente.

La pregunta es ¿hasta dónde llegará The Walking Dead? Los responsables de la serie dicen que ya tienen pensados los giros fundamentales de la undécima temporada. Larga vida a los muertos vivientes.

Peter Pan sigue siendo australiano...

La grandísima novela de James M. Barrie sigue acumulando adaptaciones, precuelas y secuelas. Y después de Spielberg, Marc Foster, Joe Wright... al final el que mejor ha logrado transmitir la magia original del relato es el australiano P.J.Hogan (La boda de Muriel, Confesiones de una compradora compulsiva, La boda de mi mejor amigo).

Pan, es la última vuelta de tuerca, esta vez en formato de precuela. Peter es un niño huérfano, abandonado en un orfanato católico dirigido por una monja con los dientes salidos, fea y gorda que maltrata a los niños, se come su comida, les amenaza con la muerte, tiene un sótano secreto de tamaño catacumba que se abre girando la nariz de una imagen de la Virgen María ... ¡Otra vez! Sí, otra vez. Hollywood sigue aprovechando la otra mejilla para dar gratuitas patadas voladoras que ni Van Damme en sus buenos tiempos.



La película del director de Expiación, El solista o Ana Karenina (la degradación cronológica es evidente) tiene una banda sonora magnífica de John Powell, un tráiler muy apetecible y un joven actor que interpreta a Peter Pan con muchísimo talento. Tampoco está nada mal el diseño de personaje de Barbanegra que hace Hugh Jackman y algunos toques de ingenio sobre el barco pirata en medio del cielo de Londres en plena Segunda Guerra Mundial y la relación entre Garfio y Peter Pan.

Pero hacía falta un gran guionista para escribir una precuela así y por ahora el jovencísimo Jason Fuchs (Ice Age 4) no tiene suficiente experiencia para hacer volar una historia tan fascinante. Los diálogos de la película son muy planos mientras que la novela original estaba llena de sugerencias y matices. Así Pan sólo logra entretener lo justo para no ser del todo decepcionante gracias a la fuerza visual de algunas escenas.

"B&B" y el fin de una era

Hace unos días leí que se cumplían los 7 años del final de Los Serrano. No son muchos, pero para la ficción española parecen siglos. No tiene ni color el panorama televisivo actual de nuestro país. De Aida, Aquí no hay quien viva, Física o Química y Los Serrano hemos pasado a Isabel, Carlos, Rey Emperador, El Ministerio del Tiempo, Pulseras rojas, Tiempo entre costuras, Los misterios de Laura. Es verdad que siguen existiendo Gym Tony y La que se avecina, pero está claro que hemos subido considerablemente nuestra nota media.

B&B, de boca en boca de Daniel Ecija (alma mater de Médico de Familia, Los Serrano, Los hombre de Paco o 7 vidas) es otra de esas series que parecen conservadas en formol. En sus historias entrecruzadas de una redacción de periódico se mezcla sexo más que romance, cotilleos más que investigaciones policiales, apariencias y postureo más que veracidad. Las canciones melosas de final de capítulos, el constante giro inverosímil y las interpretaciones imposibles de actores tan limitados como Fran Perea hacen que esta serie naufrague una y otra vez en sus eternos capítulos.



Hasta Belén Rueda, una actriz que en cine suele ser más que aceptable, resulta artificial y sobreactuada. No es problema suyo sino de un guión de diálogos y personajes que no tienen ni coherencia ni medida, Tampoco convencen Macarena García, fantástica en Niños robados o Blancanieves, o el divertido Dani Rovira, que aquí está de lo más soso.

Esta ficción pretende ser comedia y drama, cine de acción y policíaco, investigación periodística y hasta un poco de trama social. En realidad no es nada de eso. Es un culebrón paleolítico sin ningún interés que va perdiendo espectadores capítulo a capítulo. Pero ya va por la segunda temporada...


Esperando a Drew Goddard, más que a Ridley Scott

Me llegan muy buenos comentarios de Misión a Marte, la última película de Ridley Scott que no tiene nada que ver con la Misión a Marte de serie B que hizo Brian de Palma. Del director británico de Blade Runner ya me espero poco, especialmente después de la infumable Prometheus. Pero la ventaja es que el guionista es Drew Goddard, unos de esos escritores con imaginación (Monstruoso, Guerra Mundial Z, La cabaña en el bosque y especialmente la serie Daredevil).

Y luego en el reparto están dos gigantes de la interpretación como Matt Damon y Jessica Chastain. Lo dicho, esperando a Marte con bastante interés. Sólo queda una semana...

"Red Band Society" o la vulgar americanización de una joya catalana

Lo que Albert Espinosa y Pau Freixas lograron en Pulseras rojas era muy meritorio. La historia de una planta de adolescentes con enfermedades terminales podría enfangarse en muchos barrancos como la autocompasión y el sentimentalismo. Sin embargo la serie lograba ser medida en sus llantos y afectos hasta llegar a un final profundamente emotivo. Además en el viaje sus personajes te habían regalado reflexión, emoción, humanismo luminoso y unas cuantas carcajadas. Algo muy verdadero y fascinante.

Cuando hace unos años apareció la noticia de que la productora de Friends (Marta Kauffman) y el irreconocible Spielberg iban a hacer una versión americana de  Pulseras rojas me puse a temblar. Y la realidad ha confirmados mis dudas.


Red Band Society es una americanada en el peor sentido. Con un hospital lleno de colores vivos como si fuese una atracción de Disneyworld y unos personajes que bien podrían haber sacado de un capítulo (malo) de High School Musical, esta adaptación es tan superficial y tonta que no hay por dónde defenderla. 

Otra asuntos sin resolver es que los protagonistas de esta versión se llaman como en la serie original: Jordi y Llaó (traducido como Leo). Algo que es surrealista porque a ver donde encuentras un Jordi en la tierra de Obama.     

Para acabar de rematar la serie hay mucha música MTV a todo volumen insertada a mamporrazos y topicos de sexo adolescente: esa prostituta que entra en el hospital disfrazada de enfermera, la animadora cabeza hueca que busca macho alfa... Un dolor. Y de los que no se curan.

Calificación: 4

"La visita": el incierto regreso de Shyamalan

Si el objetivo de Shyamalan con esta película era ganar dinero, La visita ha cumplido perfectamente con su función. Ha costado 5 millones de dolares y por ahora ya ha ganado 75 en todo el mundo. Digo esto para los que le acusaron de encadenar 3 fiascos en taquilla con La joven del agua, Airbender o After Earth. Algo absolutamente falso ya que ninguna de las 3 perdió dinero, y las 2 últimas (que eran un verdadero bodrio, eso es innegable) tuvieron un superávit de 113 y 170 millones de dólares respectivamente.


Más allá de las cifras, La visita es una cierta recuperación artística de un creador que tenía su talento en estado de coma desde hace años. Aquí vuelve a demostrar imaginación para reconstruir el terror tan trillado del falso documental. Y lo hace con actores desconocidos que están maravillosos. La película te lleva dónde quiere durante casi todo el metraje, haciéndote sufrir de lo lindo con estos adolescentes en manos de unos abuelos temibles. Además hay humor negro que en algunos momentos iniciales funciona estupendamente.

Vale, Shyamalan ha resurgido, ha recuperado la confianza y el dinero gracias a esta película y a la realización del piloto de Wayward Pines. Pero los que nos entusiasmamos con El sexto sentido, El protegido o El bosque, seguimos esperando. El último tramo de La visita es tramposo y efectista, y la película se queda en un entretenimiento para el que prefiero mil veces el toque habitualmente inteligente de James Wan. ¿Que La visita es mucho mejor mejor que cualquiera de Paranormal activity? Evidentemente. Pero a Shyamalan hay que pedirle más. Ahora que ya ha recordado como entretener al espectador hay que pedirle que no olvide que sus películas tenían conflictos dramáticos que lograban emocionarte. Quizás haya que recuperar a Mel Gibson, James Newton Howard o Christopher Doyle, pero lo importante siempre será en el guión. Ahí estaba la magia de M. Night.  

"Calvary": la ruta de zarzas y espino

Hacía tiempo que había oído hablar de Calvary, la última película de John Michael McDonagh (El irlandés), hermano del más conocido Martin McDonagh (Escondidos en Brujas, Siete psicópatas). Cuenta la vida de un sacerdote católico en un pueblo irlandés de apariencia bucólica y estado interior deplorable. Cualquier personaje está poseído por los más oscuros vicios y pecados, entre ellos el de ironizar con el cura que aguanta bromas e insultos con una paciencia ejemplar.

Calvary es de esas películas que hay que ver con fuerzas para enfrentarse a ella. Es una gran película en casi todos los aspectos importantes: música, interpretación, guión, planificación. Una pega: quizás el retablo de miserias es demasiado grotesco. excepto el personaje de una mujer de fe inquebrantable el resto son una panda de miserables en estado puro.



Habría mucho que hablar sobre esta película pero lo que más me ha gustado es que transmite la situación heroica de muchos sacerdotes que tienen que llevar sus hombros el peso, no sólo sus propios pecados y los de su comunidad, sino también el de todos los católicos que no son ejemplares, especialmente los que visten sotana.

El retrato injusto y sectáreo que los curas y religiosos de bien reciben en la mayoría de las películas es muy llamativo. Si aparece un cura en seguida se hace una referencia a la pedofilia, el alcoholismo, los malos tratos, niños robados. la homofobia, misoginia... Parece imposible encontrar un cura simpático, con sentido común, que procura vivir el Evangelio y el Catecismo de la Iglesia, respetando y comprendiendo los que no piensan ni viven como ellos. Y hay miles de ejemplos reales. No serán tan esperpénticos ni fácilmente definibles en dos retazos maniqueos, pero expresarán la sencilla veracidad que expresan las obras maestras del cine.

Comments System

Disqus Shortname