El "Santuario" de Málaga

2015 ha sido un gran año para el Festival de Cine Español de Málaga. Hasta ahora he ido escribiendo sólo sobre películas estrenadas en Sección Oficial, y hay algunas interesantes más allá de esa selección.

En mi opinión la más valiosa es Santuario, una película sobre el terrorismo etarra en los años 80. Dirigida por el francés la distribución de este film es uno de esos misterios del cine: se estrenó en el Festival y de ahí directamente a Canal Plus que la estrenó hace unos días. Sin embargo la película no es una TV movie discreta; es un obra mayor, tan bien rodada, como escrita e interpretada. Una de esas películas que en cualquier Sección Oficial resultaría más que notable.

Santuario es una película muy documentada y medida en la que no sobra nada. Juana Acosta borda el personaje de Yoyes, la líder etarra arrepentida y finalmente degradada por la banda. Esta TV movie es inteligente y a la vez muy dinámica, con una banda sonora estupenda que incluye un tema de la "gladiatoriana" Lisa Gerrard y un plantel de actores comandados por un siniestro Álex Brendemühl. Probablemente estamos ante la mejor película sobre ETA, los GAL y Yoyes.

Calificación: 8



Dwayne Johnson y esto se acaba

Con tanta peli de "esto está a punta de reventar como no había reventado antes" un día de estos nos encontramos ante una ola kilométrica, un virus universal o un terremoto que nos lleve a todos por delante. Que estamos en una época de crisis ambiental está claro, pero quizás habría que variar de temáticas en la ciencia-ficción. Entre zombis, superhéroes y fines del mundo apocalípticos llevamos varios años que aquí no hay quien pare de estampar edificios y explotar aviones contra olas gigantes. Y si no que se lo digan a Roland Emmerich y Michael Bay.

La última de la colección es San Andreas (nada que ver con el ultraviolento y sexualizado juego de ordenador). Esta nueva destrucción masiva está protagonizada por uno esos músculos vivientes que más que actuar se dedica a intentar salvar la raza humana a base de golpes (Dwayne Johnson). El director es Brad Peyrton que tiene una filmografía como para esconderla al fondo del cajón (Viaje al centro de la Tierra 2, Como perros y gatos: La venganza de Kitty y Lagore). Al menos el guionista sabe escribir como ya demostró en la serie Motel Bates.

Lo asombroso es que lo de tsunamis y terremotos en California no es un argumento del todo descabellado como bien apunta el siguiente documental.



"Techo y pared": talento andaluz

Natalia de Molina ya demostró su talento en Vivir es fácil con los ojos cerrados (Goya a la actriz revelación en 2014) y en la serie Bajo Sospecha. En Techo y comida borda su papel de madre soltera con hijo a punto de ser desahuciada. La ovación en el pase de prensa del Teatro Cervantes ha sido sido la más larga de esta semana de cine. Y es que esta película neorrealista conmueve e interesa a pesar de que le falta algún giro o sorpresa en el guión y le sobra un plano final panfletario.

Por fin, logramos ver en este Festival un actor infantil que resulte natural y creíble. El trabajo de Jaime López tiene mucho mérito porque sólo tiene 8 años y es su primera intervención en el mundo del cine y la televisión. Aún así, no se arruga e interpreta con fuerza a todo un protagonista de la historia, con un perfil dramático bien matizado y desarrollado.

La película es andaluza de principio a fin y esa entonación tan característica facilita la veracidad de la historia. El plano de madre e hijo abrazados desconsolados en primer plano mientras al fondo la multitud grita entusiasmada los goles de la selección de fútbol es fantástico.

Probablemente, Natalia de Molina sea la ganadora de la Biznaga de Plata a la mejor actriz, pero tampoco descarto que la película logre otros premios importantes en el Festival como película, dirección o guión.

Calificación: 7

"Sexo fácil, películas tristes": Balada amable de piano

Hay más sexo y tristeza en el título que en esta película que me ha resultado mejor de lo que me esperaba. Marta Etura y Ernesto Alterio están maravillosos como siempre. Carlos Areces tiene subidas y bajadas, pero en general su personaje divierte. Y Quim Gutiérrez,para ser Quim Gutiérrez, está bastante bien.

El argumento trata de un escritor y guionista que escribe una comedia romántica mientras la ficción y la realidad se van confundiendo. Sobre este mismo tema vi uno de las mayores bodrios que he tenido que padecer en los últimos meses: En tercera persona de Paul Haggis. La película que Alejo Flah dirije y escribe no es una obra maestra pero tiene giros logrados, un buen ritmo y algunos errores de bulto disfrazados. Es verdad que la relación de los personajes de Bárbara Santa Cruz y Ernesto Alterio están forzados y transmiten poco, que la música es muy plana, las tramas secundarias no acaban de funcionar… Pero aún así la película se ve con agrado gracias a la sencillez de los personajes, al cariño con el que los retrata el guionista.

Una vez más hay que agradecer que las películas fallidas al menos no sean aburridas ni pedantes. Y ésta cumple esos dos requisitos. Si además te la ponen después de Asesinos inocentes es fácil que lo único que me desagrada realmente de esta película es el título.

"Asesinos inocentes": Aura Garrido y poco más

Seré breve porque está película te la enseñan en el trailer. No hay por dónde creérsela. Es un cúmulo de diálogos absurdos sobre un psicólogo argentino que quiere que lo mate un alumno que le queda por aprobar una asignatura de la carrera y entonces…

El guión va dando vueltas y retorciendo las tramas que te dan igual porque los personajes son inconcebibles, especialmente el loquero. La única ventaja es que interviene Aura Garrido. Sale más bien poco (chica lista), pero gracias a eso hemos podido entrevistarla. Y poder charlar con uno de los talentos más jóvenes y brillantes del cine es siempre un privilegio.

"Tiempo sin aire": Ambiciosa y fallida

Esta historia basada en la brutal situación que viven en Colombia desde hace décadas tiene muchas cosas que podrían construir una gran película. Hay una historia grande que contar, actores con mucho talento (Adriana Ugarte, Carmelo Gómez, Juana Acosta), la ciudad de Tenerife, el cariño con el que están descritos los personajes…

Sin embargo, no funcionan los diálogos, el desarrollo de personajes, el desconcierto que generan muchos giros de la historia, la decepcionante conclusión y el personaje del chaval está mal interpretado. Es un buen intento fallido en toda regla. Una pena porque da la sensación que con un vuelta y vuelta del guión estaríamos ante una película más que notable. Hasta el tráiler se queda a medio gas…

"El país del miedo": Asustaría si fuese creíble

Otro ejemplo de película que podría ser y no fue. Aquí el problema es la credibilidad del personaje principal interpretado por el omnipresente José Luis García Pérez (este actor está en todas partes, no sé como lo hace). Una cosa es que uno viva con miedo y otra cosa es que un pedazo de padre de amplias espaldas se arrugue a ese nivel ante una adolescente salvaje.

La idea de que el pánico paraliza está bien contada al principio pero se lleva demasiado al extremo. Y luego el chaval que sufre acoso es tan insípido y la madre tan histérica que al final te da bastante igual esta historia de acoso escolar.

Me quedo con el personaje de arpía que intenta vender a la familia un carísimo blindaje de puertas de la manera más cobarde. Eso es capitalismo salvaje y lo demás son cuentos. Es como si hubiese salido del cine negro con esa mirada perversa y esa lengua venenosa. Lástima que no tenga más recorrido en la película.

Calificación: 5

"Requisitos para ser una persona normal": ¿se atreverá el jurado a premiar una comedia?

En esta opera prima de la actriz Leticia Dolera hemos escuchado más risas que en todo el Festival. La película es indie, naif, colorista. Muy Juno pero sin ser pedante, muy Happy de Mike Leigh, pero sin ser estúpida. Y hay que reconocer que la película juega con fuego porque arriesga con un humor muy personal; nada fácil de mantener hora y media, muy cerca de convertirse en una astracanada friki. Pero no.

Hay algún pegote de azúcar de sobra y alguna salida dramática que no funciona. En cambio hay mucho ingenio en el guión, interpretaciones a medida de los brillantes diálogos, una voz en off muy acertada y una música de fondo amable (arquetípica de las películas indies) que no llega a entusiasmar, pero que hace que la peli no sólo corra, sino que vuele en algunos momentos.

No es fácil ser comedia y salir triunfador de un Festival de Cine. Pero si hay una comedia que a nadie le molestaría que ganase este año sería esta película. Desde luego será difícil encontrar un guión más creativo y un salto al vacío tan peligroso.

"La dama de oro": A Simon Curtis hay que hacerle Lord

Estoy en medio del Festival de Cine Español de Málaga y tengo la costumbre de desconectar un día e irme al cine como una persona normal. Hace años vi así Más allá de la vida de Clint Eastwood, que a Alberto Fijo le gusta más que a mí. Ahora he visto una que he disfrutado como me advirtió Alberto.

Hay que hacer a Simon Curtis Lord de Inglaterra. Cuánto antes. Ya merecía veneración su trabajo en Mi semana con Marylin (ahí nació el Eddie Redmayne que ahora entusiasma). Y con La dama de oro vuelve a desbordar estilo, inteligencia y una sencillez artística que sólo tienen los que en su día llamaron artesanos y acabaron siendo clásicos. Richard Brooks, King Vidor, Cukor...

La dama de oro es como la película de Marylin; un pequeña historia que se hace grande al contarla con un talento descomunal. Si además la música la compone Hans Zimmer uno de esos días que decide a hacer algo diferente, y se cuenta en el reparto con Helen Mirren Ryan Reynolds, el éxito está asegurado. Pero no hay que desmerecer el trabajo del gran Simon Curtis, la elegancia británica por excelencia detrás de la cámara.



Creo que La dama de oro les gustaría mucho a dos de mis escritores favoritos: Sandor Marai e Irene Nemirovski. Es una película en la que el paso del tiempo remueve y conmueve recuerdos con el tono que utilizaban estos dos grandes novelistas. Ese baile metafórico está rodado como sólo un verdadero artista sabe hacerlo.

Además esta película hace aún peor una de las películas más fallidas de los últimos años: Monuments Men. Con el 10% de esa historia Lord Simon Curtis hace una verdadera obra de arte que además es muy amena.

“Los héroes del mal” se comen hasta las flores

Producida por Alex de la Iglesia, Los héroes del mal es la opera prima de Zoe Berriatúa. La película comienza con una música de jungla y un plano secuencia que recoge a la perfección la entrada de adolescentes en una clase de instituto. Hay tres de ellos que conectan en su inadaptación a la clase, la vida, el mundo…

No es la primera ni la última película sobre hacia dónde va la juventud actual, pero esta vez hay que reconocer que la propuesta tiene fuerza y estilo personal. Siendo una historia brutal logra que los tres protagonistas tengan matices y vida a pesar de tener reacciones más propias de un simio que de un ser racional.

Los héroes del mal habla de jóvenes con carencias afectivas, y tal vez ese sea ese el problema de la película: que apenas hay mayores y padres que influyan en sus vidas (algo que resulta muy desconcertante). Lo que más me gusta es que el diagnóstico es tan incómodo como certero. La violencia es la consecuencia lógica de adolescentes salvajes sin control ni familia y con demasiado tiempo libre. Es verdad que la película da pocas respuestas al problema, pero al menos alerta de algo que ya está sucediendo en muchos colegios.

“La deuda”: la ilegal legalidad

Barney Elliot es un joven director londinense que habla bien español y ha logrado reunir un reparto internacional para rodar un thriller socio-político. La historia que cuenta es la de un hombre de negocios neoyorkino (muy bien interpretado por el norteamericano Stephen Dorff) que un día se involucra en un complicada operación relacionada con la deuda económica de Perú.

La deuda tiene un ritmo de cine de acción reflexivo muy medido, que recuerda al de películas como Michael Clayton de Tony Gilroy o El dilema del ahora irreconocible Michael Mann. La trama se complica por momentos pero logra hacerse entender y dar pie al debate sobre la legalidad deshonesta de muchos negocios inhumanos de las grandes potencias con países en constante crisis.

Con una historia así en los tiempos que corren hubiese sido fácil hacer una rueda de prensa subidos a la trinchera disparando a todo lo que se mueva. Pero el director, Carlos Bardem Alberto Amman han hablado de la trascendencia de la película que apela al negociante de a pie sin necesidad de sacar pancartas políticas. Una lección interesante de una opera prima muy inteligente rodada con madurez en localizaciones magníficas.

“Hablar”: arrebato de parloteo

En un único plano secuencia Joaquín Oristrell entrecruza conversaciones en el barrio de Lavapiés de Madrid. Mucho rostro conocido del cine y la televisión española. 79 minutos. El virtuosismo técnico tiene su mérito y el nivel interpretativo es sobresaliente porque los actores son magníficos, pero el guión no hay por donde salvarlo.

Los personajes y diálogos no abandonan el modo auto-escucha y apenas hay emoción en un arrebato de queja constante ante la crisis, el mundo y la vida de gente más que amargada. Egocentrismo al por mayor de personajes huecos en situaciones estiradas. Da mucha pena ver a Antonio Torres, Juan Diego Botto, Goya Toledo, Marta Etura o Raúl Arévalo con tan poco que transmitir.

Por si fuera poco hay algunas resoluciones de conflictos que recuerdan al Diario de Patricia o Gran Hermano. Y lo de Miguel Ángel Muñoz haciendo de padre de dos hijos adicto al porno hablando de sexo con su madre como si fuese la Doctora Ochoa no tiene nombre. Oristrell nunca ha sido un genio pero tenía guiones interesantes como el de Extasis (1996). Pero eso fue hace mucho tiempo.

hablar-festival-malaga-ymas

Ingrid, Nanni e Hirokazu: Cannes 2015

De la sección oficial de Cannes 2015, aparte del magnífico cartel de promoción hay dos películas que me encantaría ver cuanto antes. Una japonesa y una italiana. Con bastantes similitudes en el tono y el contenido por lo que parece a simple vista.



Umimachi Diary (Our Little Sister), de Hirokazu Kore-Eda

Como diría un personaje de Hot Shots. "No entiendo una mierda de lo que dicen". Pero no hace falta. Las películas de Kore-Eda tienen idioma universal. Es el retrato de buena gente que intenta ser mejor. Arrebatador siempre por su sencilla humanidad esta trailer emite a una longitud de onda que ya hemos disfrutado en Kiseki, Air Doll, De tal padre, tal hijo...

Mia Madre de Nanni Moretti.

Sólo ver a Marguerita Buy (Fuera del mundo, Viajo sola) ya merecería la pena pagar una entrada. Moretti me gusta más en su versión dramática y entrañable (La habitación del hijo, Caos calmo) que en la más cómica. Así que creo que voy a tener suerte.

Bye, Bye, Mr. Draper

¡Qué manera tan sensacional de anunciar la temporada final de Mad Men! Para mí la gran serie de la edad de oro actual de las series de TV. No es la serie más vista ni la más comentada. Apenas permite spoilers porque no necesita acabar cada capítulo con doble voltereta con tirabuzón. Mad Men va a otro ritmo. Te echaremos de menos Don Draper.

Empezar bien

Hay muchas cosas que me gustan de El Ministerio del Tiempo, pero hay una que me parece fundamental: los créditos iniciales. Las series españolas no suelen cuidar este aspecto y eso hace que se instale demasiado pronto en el espectador la sensación de producción pobre y limitada.

En esta intro se avanzan los temas fundamentales y se utilizan imágenes muy logradas relacionados con puertas, épocas, un castillo fantasmagórico, las llaves, los cambios de los personajes. Un aspecto más en el que El Ministerio del Tiempo va por delante de las demás series de su generación

Antonio sigue hablando de ellos...

Hace unos meses hablé del estreno del documental de Antonio Vega subtitulado Una voz entre otras mil. Y este fin de semana por fin he conseguido ver esas dos horas que repasan la vida de unos de los grandes artistas de finales y principios de siglo y milenio. En principio un documental de más de horas y media suele ser excesivo pero esta vez se te queda corto.

No es fácil adentrarse en un mundo tan complejo como el de este cantante marcado por la soledad, los altibajos, el espacio infinito y las drogas. Pero Paloma Concejero logra un documental lleno de metáforas muy ingeniosas que acercan al espectador a la sensibilidad del poeta sin necesidad de sensacionalismo fácil ni hagiografía barata. El personaje tiene cientos de matices que hace de él un genio, con sus grandes momentos y sus astracanadas incomprensibles.

Se agradece que el retrato sea tan humano y cercano a su familia, sus amigos, sus mujeres: su madre, Marga y Teresa. A ellos les dedicó algunas de sus mejores canciones: Elixir de juventud, Estoy hablando de ellos, Ahora sé que mis amigos.



La selección de versiones diversas de las canciones de Antonio Vega también me parece un gran acierto, ya que hemos escuchado cientos de veces Esperando nada, El sitio de mi recreo y no digamos La chica de ayer, y había que darle un tono personal y novedoso a cada una de ellas.

Paloma Concejero también realiza el programa Ochéntame otra vez. Habrá que estar atento a sus próximos trabajos...

Os dejo con la última aparición de Antonio Vega en televisión en el programa de Miguel Bosé. Una despedida en toda regla.



Grant Gustin

Su carrera podría haberse ido al garete con mucha facilidad. Este rubio engominado con cara de pijo empezó a "brillar" en la serie Sensación de vivir: la nueva generación en 2013. Desde entonces, ha logrado un lugar bastante digno en la pequeña pantalla. Después de demostrar que sabía bailar en la serie Glee apostó por un caballo ganador: la saga televisiva Arrow-The Flash, dos series hermanadas.



Grant interpreta con solvencia a The Flash, un superhéroe inteligente en busca de venganza. Dentro de poco estrenará en Estados Unidos la segunda temporada y esperemos que en España se lancen de una vez a emitir la primera. En principio parece ser que Antena 3 será el canal elegido y el verano puede ser un buen momento. Probablemente sea el mejor superhéroe que se pueda ver en televisión después de ver el desastre de Agents of S.H.I.E.L.D. de Marvel (la versión desnatada de Los Vengadores).




Canta, baila, llora... Probablemente no llegue a ser un Di Caprio, pero hay que valorar a los "chicos de póster" que saben actuar sin que les duela la cara de ser tan guapo. No haré una lista de los aludidos porque sería inmensa, pero sí, Orlando Bloom y Taylor Lautner tendrían un lugar privilegiado en esa abofeteable selección.



Con tan sólo 25 años Grant Gustin es más que una promesa. Todavía no sabemos que hará cuando termina la 2ª temporada de The Flash, pero esperemos que siga acertando.

"Un novio para mi mujer": imprescindible

Es muy difícil saltar de la comedia al drama haciendo reír y llorar sin que chirríe la maquinaria. Y Un novio para mi mujer lo consigue. Llevaba tiempo queriendo recuperar esta pequeña joya y he salido entusiasmado. Es una película emotiva, inteligente y desternillante, fantásticamente escrita e interpretada. Y con un final redondo.

La mujer negativa de lengua viperina, el marido atenazado, el amante del barrio calvo, gordete y con barba, las madres jóvenes insportables con su lenguaje de cuento de hadas... No hay personaje que tenga desperdicio y eso es todo una garantía de éxito

Como muestra dejo dos escenas de la película a raíz de una de las mil manías de la protagonista: la
gente que busca coincidencias en todo.

Calificación: 8

"Los Vengadores 2": Ha llegado el momento

1518 millones de euros. Esta es la cima que pretende alcanzar esta segunda parte del grupo de superhéroes. No será fácil pero Joss Whedon es capaz de todo.

En la primera parte logró un blockbuster entretenido con mucho sentido del humor en el que reinaba un ácido Iron Man en plena forma. Acabada la saga Nolan de Batman, Los Vengadores es la gran apuesta del cine de calidad y palomitas.

Comments System

Disqus Shortname