Viena siempre será de "El tercer hombre"

Volver a ver El tercer hombre (1949) 70 años después un domingo por la tarde con lluvia y viento, y ver que la película sigue siendo tan moderna. "Esa es una frase de novela barata" le dicen a Joseph Cotten, y este responde: "Yo escribo novelas baratas".

Hablar de los clásicos es como escribir novelas baratas, describir su grandeza en unas cuantas palabras es casi siempre injusto. Pero, aunque suene tópico, es verdad que con los clásicos te das cuenta que no ha pasado tanto tiempo ni somos tan distintos.

Echo de menos los debates de Garci en la 2 y luego en Telemadrid. Eran una manera sencilla de tocar aún más la belleza, la sencillez que se te escapa de las obras maestras.

Un sketch político-navideño

Mariano Rajoy y Pablo Iglesias protagonizan una versión libre e ingeniosa del último anuncio de la lotería. No será el primero ni el último sketch con estos dos singulares personajes...

Sacar la pata...

Después de la asombrosa metida de pata del año pasado, el anuncio de lotería de este año sí ha estado a la altura. Bueno más que uno son ocho. Pero hay uno que destaca especialmente por una idea brillante muy bien contada. El director es Santiago Zannou, guionista y director de películas como El truco del manco y Alacrán enamorado.

Creo que el gran acierto es huir de la etiqueta y el glamour casposo de los Raphael y compañía, y meterse en un bar de barrio. Hacía falta una historia sencilla de gente normal, apurada por la crisis, con dificultades hasta para comprar un décimo.

Trinchera navideña

Esto es diseño de producción generoso y lo demás son tonterías... Un anuncio bonito a un mes y poco de Navidad.

"En el estanque dorado": la música de los colimbos

No es una obra maestra, pero tiene a dos monstruos de la interpretación como Henry Fonda y Katherine Hepburn, una fotografía maravillosa y una banda sonora magnífica de Dave Grusin. Y ha envejecido mejor que la ganadora del Oscar a la mejor película en 1982 (Carros de fuego), aunque ese año el premio se lo debía haber llevado de calle En busca del arca perdida.



La escena final de la película debería estudiarse en las escuelas de interpretación. Se gesticula muy poco y se dice mucho: la vida que se pierde, la memoria que se borra, el amor que revive, el sentido del humor que regenera... Es la naturalidad que da ese aspecto de veracidad al cine que hace que uno habite no sólo pieles (eso que sucede en las películas de Almodóvar) sino almas.

Disney Regeneration

Hace unos días se estrenaba en todo el mundo Interestellar, la esperadísima película de Christopher Nolan. Sin embargo, Disney ha sido capaz de competir con el macroestreno galáctico con su último estrenos: Big Hero 6, una prueba aún más evidente de que Lasseter pasa cada vez más tiempo en Disney (que no para de crecer) y Pixar (que no deja de menguar).

Big Hero 6 costó 165 millones de dólares (cifra idéntica del presupuesto de Interestellar) y en el primer fin de semana ya ha recuperado 80. La película de Nolan le gana en este punto (132 $), pero en la taquilla norteamericana gana la película de animación con 56 millones por los 47 de Interestellar.

Parece que Disney se queda sin competidor después de ganar Oscars, buenas críticas y taquillas espectaculares con Rompe Ralph (471 millones) y, especialmente, Frozen. Con 1279 millones es la película de animación que más dinero ha logrado en la Historia del Cine, superando en casi 200 a la segunda; Toy story 3.

Big Hero 6 tiene guiños evidentes a Los increíbles y Wall-E, aunque la idea original nace de un cómic de Marvel, otra gran compra de Disney en los últimos años. Por ahora los trailers de promoción de la película prometen.





La banda sonora de la película vuelve a utilizar canciones pegadizas, esta vez con un tono más cercano a Rompe Ralph que a la melodiosa Frozen. Veremos si esta música tiene tanta suerte en los Oscars como la película de la princesa de hielo.

"Alguien a quien amar": Corazón danés

El himno de Dinamarca se titula "Hay un país hermoso". Y realmente hay una belleza diferente en ese pequeño país de 5 millones de habitantes. Sólo hay que ver lo que han aportado al cine: Dreyer, Susanne Bier, Bille August, Gabriel Axel, Lars Von Trier, Thomas Vintenberg, Nicolas Winding Refn.... Cada uno es de su padre y de su madre pero hay algo que les une: la intensidad emocional de sus películas. No hay frío en sus películas sino pasiones terriblemente poderosas contenidas en corazas nórdicas.


En Alguien a quien amar hay crudeza argumental muy cercana al cine de Susanne Bier. Pero también hay una cierta similitud con la magnífica película irlandesa Once. La historia se cuenta con letras de canciones magníficamente interpretadas por los actores Mikael Persbrandt y Trine Dyrholm (ambos protagonistas de la oscarizada En un mundo mejor, 2010). La historia no podía estar más trillada: un abuelo rockero que nunca ha entendido la palabra compromiso tiene que hacerse cargo de la noche a la mañana de su único nieto al que casi no conoce.

Con estos mimbres la directora Pernille Fischer Chrithensen logra una sencilla y emotiva película, interpretada por unos actores que tienen una voz maravillosa. Un ejemplo muy claro de que se puede contar una historia dura sin recurrir a escenas truculentas, que se puede hacer llorar sin que los personajes se pasen la película gimoteando.

Sin llegar a ser una obra maestra, Alguien a quién amar es atractivamente humana y bellísima en algunos momentos agracias al uso de la iluminación en la escena final, los paisajes nórdicos y las canciones espléndidamente insertadas en la historia.

Comments System

Disqus Shortname