"Un Dios prohibido": más que un sleeper, una gran película

Una película sobre mártires de la Guerra Civil es un auténtico camino de minas. Lo religioso y lo político a todos nos toca más o menos de cerca de formas muy distintas. Un Dios prohibido ha sido considerado el sleeper del cine español de 2013.



Mas allá de como haya funcionado la película económicamente a pesar de su reducido presupuesto, lo fundamental es que los 135 minutos resultan necesarios, el guión está muy bien dialogado y desarrollado y el nivel interpretativo es notable. Si además de todo hay momentos de muy buen cine, la conclusión es que estamos ante una grandísima película histórica, emotiva en su justa medida y mucho más meritoria de lo que puede parecer a primera vista.

Muy hábil la historia de amor imposible magníficamente protagonizada por Elena Furiase, y también el personaje de anarquista al que da vida Jacobo Muñoz. Una huida del blanco y negro, de los buenos y malos monolíticos en toda regla.

La historia de España no tiene porque ser tachada. Da mucho de sí y sólo hay que saber contarla sin utilizarla como arma arrojadiza. Ahí están películas enormes como Lope, También la lluvia, la serie Isabel... Y ahora Un Dios prohibido. Que el ritmo no pare.

Calificación: 8

"Braccialetti Rossi"

"Pulseras rojas" va camino de convertirse en una de nuestras series más internacionales. A la espera de saber que hará Spielberg y la productora de Friends con la pandilla de adolescentes catalanes en la versión norteamericana, ya tenemos imágenes de Braccialetti Rossi (adaptación italiana de la serie de Albert Espinosa y Pau Freixas

La canción principal es bonita pero no me gusta nada lo que veo. Habrá que ver la serie, pero hay un tono ñoño y sentimentaloide que me preocupa. Me parece muy complicado que tanto la versión norteamericana como la italiana logren el equilibrio y la mesura de la serie original, que es conmovedora sin resultar excesiva ni manipuladora.


Leo que Albert Espinosa ha confirmado que habrá tercera temporada de "Pulseras rojas", pero que habrá que esperar 3 o 4 años a que los actores crezcan, ya que no quiere volver a contar lo mismo. Sabia decisión. Aunque a mí la segunda temporada me encantó, casi tanto como la primera.


Fanáticos de los tronos

Pocas series producen tanto fanatismo lunático como Juego de Tronos. Este microcorto tiene gracia y define bien el estilo salvaje del buque insignia de HBO.

Los inicios "atléticos" de Javier Pereira

Javier Pereira es uno de los grandes actores jóvenes de nuestro país. Por Stockholm ganó el año pasado un Goya al Mejor actor revelación. Pero llevaba mucho años haciendo cine. Lo que no sabía es que su primera aparición fue en el cortometraje Campeones de Antonio Conesa (1997), un obra maestra de muchos quilates sobre el fútbol de transistores, los fines de semana en la Casa de Campo y, fundamentalmente, el Atleti.

Hace unos días Petón, Garci y Carlos Marañón hablaban sobre esta película en la cadena Cope. Una gozada poder escucharles.




Más que marmota, muermazo

Una de las ventajas de que un guión lo escriban varias es que cuando sale mal no se sabe muy bien a quién echarle la culpa. En Al filo del mañana los 10 primeros minutos ya te avisan que el argumento no hay por dónde cogerlo. Que no hay ningún tipo de interés en que la historia y los personajes sean razonables y atractivos. Lo que importa es que cuando antes empiecen a matar a gusanos asesinos, al parecer alienígenas.

Todo lo demás es cuesta abajo y sin frenos, salvado en algún momento por la pericia de Doug Liman como realizador. Cuesta entender por qué un tipo como Tom Cruise, muchas veces muy listo, se mete en películas con un guión tan poco trabajado. Ya es la segunda vez que se deja engañar por Christopher McQuarrie (la primera fue Jack Reacher que ya comentamos en su día). Este guionista saltó a la palestra hace demasiados años con una película enorme (Sospechosos habituales, 1995) para luego degenerar en libretos como los de Secuestro infernal o Jack el Cazagigantes.



Por si fuera poco Al filo del mañana ha sido una película carísima (178 millones de dólares) que por ahora sólo ha recuperado 149 en todo el mundo. Muy lejos de dos películas injustamente menospreciadas como Oblivion y Elysium que, aunque merecieron más, lograron 160 y 175 millones de beneficios.

Espero que Tom vuelva a sus buenos tiempos, cuando nos regalaba una gran película veraniega como Noche y día o una de las mejores películas de acción de los últimos años (Misión imposible 4: Protocolo fantasma). Por ahora tiene previsto estrenar Top Gun 2 (miedo no, pavor) y Misión imposible 5 (con el dichoso McQuarrie de director y los guionistas de Iron man 3).



Angelina "Maléfica" y astuta

Angelina Jolie llevaba años con este proyecto en la cabeza y al final ha logrado una gran película que produce ella misma. Es verdad que hace algunos meses mostré algunas dudas sobre esta película: un director novato, una guionista desconcertante... Y tengo que reconocer que al libreto de Maléfica no le hubiesen venido mal unos cuantos cambios para dar un toque más imaginativo a algunos diálogos y un par de personajes y tramas secundarias desaprovechadas (el príncipe y el rey son poco más que una sonrisa angelical y un rostro torturado). Pero esto es una película de mujeres y ellas son las reinas absolutas de la función.



Angelina hace una interpretación magnífica aprovechando al máximo su esquelético rostro con unos rasgos intencionalmente angulados (muy similares al del clásico de Disney). Elle Faning, que ya nos enamoró en Super 8, es una Bella Aurora dulce y verdaderamente mágica, capaz de aguantar el plano a la mismísima Angelina. Por otro lado, las escenas de vuelo recuerdan a las de Como entrenar a tu dragón: trepidantes, ingeniosas, bellísimas.

Como casi siempre, el acierto principal está en el guión que da la vuelta al cuento clásico, añadiendo giros nuevos sin que la historia deje de ser metafórica y universal. No me extraña que el éxito en taquilla haya sido incontestable. En apenas unas semanas ya ha ha ingresado casi el doble (345 millones) de su elevadísimo coste final (180).

Los cuentos siguen estando de moda en el cine y la televisión. Una gran noticia.

Las cuentas de Affleck

Con 41 años es uno de los directores y guionistas más prestigiosos de Hollywood. Ya tiene un Oscar a la mejor película por Argo, aunque me sigo quedando con las dos anteriores (The town y Adiós pequeña, adiós).

Lo mejor de este tipo es que hace cine bueno, bonito y barato. Sin extravagancias, cine moderno por los cuatro costados con sabor a clásico. El resultado siempre es perfecto; en su primera película, Adiós pequeña, adiós gastó 19 millones e ingresó 34. Una miseria para una opera prima de un talento desbordante. Pero aún así ganó dinero. El comienzo de la película es todo una declaración de intenciones.



Luego vino The Town que se estrenó como nº1 en USA y logró 153 millones (costó 23 millones). La película era espectacular. Hasta Ben Affleck como protagonista resultaba magnético. Este trailer de la peli es muy bueno a pesar de que el título latino suena a cinta erótica de los 80. ¿Qué vamos a hacerle? Adiós pequeña, adiós la titularon Desapareció en la noche.



Y ya con Argo logró con 40 años el gran premio del Cine. Con un presupuesto austero para una película de este tipo (44 millones) logró más de 230. Un ejemplo a seguir.

No sabemos cuál será la siguiente película como director de Affleck pero pronto le veremos haciendo de Batman y también de marido en busca de esposa perdida en lo último de David Fincher.


Infeliz "Agosto", luminosa "compañía"

Hace unos días logré por fin ver Agosto. Y la verdad es que me gustó mucho más The company men que es del mismo director (John Wells). No tiene un reparto tan espectacular, pero no defrauda tantas expectativas y es una película luminosa, muy actual, con un ritmo estupendo y unos conflictos bien trenzados.



Agosto no llega a ningún sitio, sólo desprende esa desesperación postmoderna generalizada de que el mundo es un asco y sus habitantes unos infelices.

Y me quedo con tantas ganas de que Ewan, Margo, Sam tengan más personaje.

Y que Meryl Streep deje de hacer TANTO de Meryl Streep.

Lo mejor es con diferencia la pareja Benedict Cumberbatch-Julianne Nicholson y el talento de Julia Roberts.

"Sin identidad": Contente que algo queda

Qué importante es la contención de los actores. El otro día estuve viendo los dos primeros capítulos de Sin identidad, la serie con la que Antena 3 pretende recuperar la audiencia perdida en favor de Telecinco. Es un culebrón que imita a Revenge descaradamente (los creadores así lo han confirmado), para lo bueno y para lo malo. Si uno apaga las neuronas el número de vueltas y revueltas puede entretenerle.



La serie tiene un gran problema: sale Lydia Bosch. He de reconocer que como presentadora y en las entrevistas me cae muy simpática, pero como actriz no ha evolucionado demasiado desde sus tiempos en Medico de familia. Es verdad que en You´re the one me sorprendió, pero en Sin identidad vuelve a ser excesiva. En esta escena se enfrenta a su hija adoptiva que acaba de enterarse que su madre no es su progenitora. Hay que reconocer que el diálogo no es precisamente muy brillante, pero Megan Montaner está bien, contenida.



Mi fiesta de cumpleaños...

Empieza el sol y el verano en Coruña, donde estamos de ascenso con el Dépor. Hay que reconocer que sería más feliz si las finales acabasen en el 92:49, o incluso algún segundo antes. Pero el atleti es así, no nos gusta ganar siempre, nos gusta saborear las victorias y las derrotas de manera inesperada. Y además crecernos en ello....



Hoy es mi cumple y además del orgullo rojiblanco y blanquiazul tengo un recuerdo de felpa colorido. Los chicos de Parchis felicitando a la infancia ochentera de la Bola de Cristal, Fama, V, Paolo Futre, Regreso al futuro, el VHS... Tiempos aquellos. Horteras y de felpa pero, como decía Nielsen en Agárralo como puedas: A la gente puede no importarle un comino, pero... ¡es nuestro comino!

Comments System

Disqus Shortname