"Los vengadores": la fórmula exacta

Los vengadores me ha gustado mucho. Ya lo he explicado en la crítica de la web, pero ahora quiero aprovechar para decir que no sólo es el mejor estreno en lo que va de año en España (5,2 millones de euros, superando a Los Juegos del Hambre), sino que además es una peli para todos los públicos. Es decir, que para llegar a los niños no se hace infantiloide y para llegar a los mayores no incluye dobles sentidos de humor zafio. Eso es, en mi opinión, cine para todos los públicos. Lo demás es apartheid cinematográfico, tratar a los niños como idiotas y a los mayores como salidos.


Los vengadores gustará aquí, en la China y en Nueva Zelanda porque da con la formula exacta para ser entretenida pero no acelerada, divertida pero no estúpida.

El Palmarés que ya adelantó....

Tienen afición los diarios, sobre todo los deportivos, por colocar la muletilla "como ya anunció/adelanto nuestro diario", siempre que se confirman una de las pocas exclusivas que no desmiente la realidad. Pues bien, el palmarés del Festival de Málaga (bit.ly/J73xDl) ha quedado tal y como "ya anunciamos" desde esta trinchera. Gana Carmina, Dechent y, sobre todo, el sermonazo pedagógico del momento, la clase que cualquier adolescente querrá dar a sus infantiles y egoístas padres y profesores (Los niños salvajes).

Ha sido un buen año. No creo que mucho mejor que el pasado. Pero bueno, tampoco peor. Me da un poco de pena que A puerta fría no haya tenido más premios y me parece increíble que Imanol Uribe haya obtenido el premio a la mejor dirección por una peli tan fría e impersonal como Miel de naranjas. Aunque el problema fundamental es que veníamos de un pedazo de año del cine español (También la lluvia, Verbo, No habrá paz para los malvados, Eva, Arrugas, Blackthorn, Grupo 7) y Málaga 2012 ha tenido buenos momentos pero no ha llegado a ese envidiable nivel.

Aún así San Sebastián y Málaga siguen teniendo fuera de las salas una obra maestra proyectada 24 horas al día en 3D y sin necesidad de las dichosas gafitas.

Burman y Stop-motion para un mal cierre de Málaga 2012

Empezamos regular (sábado, domingo), seguimos mal (lunes), continuamos mejor (martes y miércoles) y acabamos cuesta abajo (jueves y viernes). El primer stop-motion del cine español pasará a la historia por... ser el primer stop-motion del cine español. Y poco más tiene O apostolo. Curas tenebrosos, obispos comegambas malignos, un secreto de ultratumba, la Santa Compaña... Sólo falta de guionista Dan Brown. El trailer no engaña. La peli es aún peor. En mal sepulcro se ha ido a meter el excelente compositor Phillip Glass y la animación gallega (habitualmente bastante ingeniosa).



Daniel Burman presentó La suerte en tus manos, una peli muy bien interpretada pero que le falta ritmo, coherencia, no perderse en las ramas verborreas. Se le puede y debe pedir más el director de El abrazo partido y El nido vacío. 



"Buscando a Eimish": corazón que viaja

No es fácil hacer una peli bonita que hable sobre el amor sin ser descaradamente cursi. Ana Rodríguez Rossell lo ha intentado y parcialmente le ha salido. Con estilo propio habla sobre el amor y el miedo al compromiso con bastante soltura. Narrativamente la película también tiene sus virtudes aunque puede marear tanto flash back. Los actores desarrollan bien sus personajes y la película acaba siendo una cinta valiente, imperfecta como casi todas las operas primas, pero que invita al optimismo de cara al futuro de la directora.



También hemos visto El sexo de los ángeles... Almudena Grandes y un trío como protagonista. Es tan increíble y está tan mal montada que sorprende su presencia en esta sección oficial. El gallego Xavier Villaverde (Trece campanadas, Finisterre) sigue sin lograr una película de cierta calidad. Y Almudena Grandes, qué os voy a contar. Sigue forrándose.

"Los niños salvajes": trampa, cartón.... y talento

La peli favorita en el Festival de Málaga tiene muchas cosas para ser la peli favorita en el Festival. Dice la directora que llevaba tiempo con la idea de filmar los problemas de la adolescencia actual cuando quedó impactada al ver en el Festival de Cannes La clase de Laurent Cantet. Y se nota.


Los niños salvajes es su mejor película, la mejor rodada, interpretada, escrita (muy inteligente el esquema narrativo de la película). Y la más tramposa. Porque la película funciona como un reloj, milimétricamente, pero bajo su apariencia brillante no hay una obra maestra, ni siquiera una película sobresaliente. Hay una gran trampa que da lugar a muchas preguntas... demasiado respondidas por la guionista y directora.

La peli llega al final y si la revisas ves que hay un discurso maniqueo y demasiado simplista. Toda la historia gira en torno a una bomba atómica que cuando estalla la película pierde sinceridad y distancia. Le pasaba a Cantet y le pasa ahora a Ferreira. "Lo tengo claro, me pongo claramente del lado de los adolescentes". Y eso que suena tan bonito, es muy manipulador. No quiero contar más por no cargarme el argumento.

La película ganará Málaga, con permiso de A puerta fría (que me parece más veraz y mucho menos tramposa). Le lloverán elogios, como los que he dedicado al principio del post, pero ahora la pregunta la hago yo. ¿De verdad que la directora y la crítica se cree el desarrollo y desenlace de los personajes? Yo no, desde luego. Y las respuestas de la directora sobre la educación actual me parecen tan ingenuas como irresponsables.

"Ali": Juno en el Alcampo

Hoy la jornada malagueña gira en torno a la adolescencia. Empezamos con Ali, una opera prima a ratos fallida, a ratos sugerente. El director y guionista Paco R. Baños se estrena con tanto talento como la joven actriz Nadia de Santiago, que interpreta a una adolescente que vive haciendo de madre de su infantil progenitora (Verónica Forqué). Nadia aguanta el plano a Veronica e incluso le roba alguna escena para luego devorar sin piedad al pánfilo de su novio, compañero de trabajo en el Alcampo.

Que la película empiece de manera muy similar a Juno no es casualidad. Ali ha madurado por obligación antes de tiempo y expresa su rebeldía vital en cada fotograma sin ser tan pedante en su lenguaje como la adolescente que interpretó Ellen Page.

No es una película redonda, pero tiene bastantes aciertos visuales y unos cuantos diálogos interesantes. Le falta hondura en el retrato, terminar bien la historia, bajar el volumen de la música de vez en cuando (es llamativo que en varias pelis del Festival no se escuche bien el diálogo en algunas escenas). Pero insisto, habrá que estar atento a la evolución de Nadia y Paco R. Baños.

La familia León revienta de risa el Festival de Málaga

Cinemá verité en estado puramente andaluz. Un monólogo de 70 minutos que no decae y que se agradece en medio de un Festival que se nos estaba poniendo demasiado serio. Si el año pasado Primos fue la película que ganó el Premio del Publico a mitad de Festival a base de sumar carcajadas en todos los pases, este año hay una clara favorita para este galardón: Carmina o revienta, presentada hoy en la Sección Oficial.

Esta opera prima escrita y dirigida por Paco León y protagonizada por su madre Carmina y su hermana María, es un falso documental que cuenta la historia de una madre coraje en plena ebullición. Y es que a Carmina acaban de robarle ni más ni menos que 9 jamones del bar que sostiene económicamente a toda la familia. Como si fuese Beatrice Kido o el protagonista de Ladrón de bicicletas, Carmina no se detiene ante la desgracia y clama venganza, pitillo en mano y con una lengua como katana que ya quisiera la protagonista de Kill Bill.

Lo de la comparación con la peli de Tarantino no es gratuita (vean los créditos de la peli, el cartel, el tono de western de la historia). Algunos dirán que es un sketch de los Morancos alargado. Creo que no, los Morancos no aguantan 70 minutos en plano fijo. Carmina sí. La carcajada aguanta porque hay una historia detrás que apenas decae en los 8-9 minutos en los que dejamos de ver a Carmina.

Dice Paco León que le ha llegado a acomplejar la veracidad que transmite su madre interpretando sin haber dedicado ni un minuto a estudiar arte dramático. No me extraña.

Calificación: 6

"Wilaya": color y luz en el desierto

Hoy, martes, también en Sección Oficial, hemos podido ver la última película de Pedro Pérez Rosado es un director enamorado de la realidad que ha dedicado muchos años al cine documental. Wilaya es una ficción pequeña de una historia grande. Dos hermanas que se vuelven a encontrarse después de muchos años en un campamento saharuí. Una película que llama la atención por su intenso colorido y su música tan emocional.

El tempo es excesivamente lento pero la peli es muy hermosa en sus vestuarios, sus miradas y sus paisajes. Una de esas cintas que suelen gustar a los críticos, más después que durante su visionado. Una ventana abierta a la realidad, bastante luminosa y esperanzadora.

23.04.12: Un lunes a la sombra en Málaga

El sol brillaba con fuerza hoy en Málaga... fuera de las salas del cine. Allí la oscuridad ha sido hoy especialmente óscura. Seré telegráfico por no hacer demasiada sangre.

9:00 Sección Oficial: Kanimambo. 3 directores contando 3 historias sobre Mozambique. Un cine casi documental. Un cine muy lento y festivalero. En mi opinión pesadísimo. Cada vez que sale África en un certamen cinematográfico me pongo a temblar... Aún recuerdo a Isaki en San Sebastián. No dudo que la peli tenga un sentido humanitario y buenas intenciones, pero me sigue aburriendo tanto, tanto, tanto. En fin, cine para paladares... "selectos".

12:00 Sección Oficial. Memoria de mis putas tristes. Me pasa como con Millenium. La culpa era de Larsson. Aquí el problema es adaptar una de las novelas más flojas de García Márquez que daría justita para un relato corto. Un depravado y verde relato corto. Un anciano de 90 años que compra a una virgen de 14 años. Casi nada. Verborreica, superficial y pesadísima. Tanto flash-back para algo que entendemos en 5 minutos: que el prota ha vivido de burdel en burdel, adorado por fulanas sumisas desde los... 8 años. Pues nada, para quién le interese la triste historia machista a más no poder de un viejo salido y sus meretrices.

17:30 Festival de Montreal en Málaga: In our name. Ganadora del premio a la mejor opera prima en el festival canadiense. Desconozco si era la única opera prima pero la peli es como para decirle a Joanne Frogratt: ¿Quién te manda a ti salir de Dowton Abbey? ¿Cómo se entere Mr. Bates? ¿Quién te engañó para interpretar a una soldado inglesa que en mal día regresa de Irak para padecer a su estúpida hija y a su primario marido (otro que debe ser amigo del anciano de las fulanas en cuanto a encéfalo monotemático? La película es de 2010 y con razón se ha mantenido oculta no sé si por la BBC o por una avergonzada Joanne Frogratt

"Juntos para siempre": talento descontrolado

No sólo estamos en Málaga, también estamos siguiendo el Atlantida Film Fest online en Internet. Precisamente ayer leía a nuestra compañera Julia Valle un comentario que me pareció muy acertado a raíz de la película argentina Before. "Reconozco mi irracional predisposición positiva hacia el cine argentino; me atrapa esa tremenda facilidad para la réplica ágil, para los diálogos antológicos que clavan los tics de la clase media urbana inmejorablemente. Algo de eso podría haber sido la tabla de salvación para una historia como Before, un mínimo de metralla verbal".

Volviendo a Málaga, y en prueba de mi virtud, el pasado sábado a las 21:30 (poco después de ese gol que CR7 celebró con la elegancia que le caracteriza, sin ser consciente que el error de Valdés, el segundo de la tarde, era bastante más evidente que su acierto) vi una peli argentina en la sección Territorio Latinoamericano. Juntos para siempre es la segunda peli escrita y dirigida por Pablo Solarz.



Con momentos de un cine grande, ingenio dialéctico e interpretativo, la peli acaba siendo un kaos que en el último tramo se va de tono y se pierde definitivamente. Pero hay mucho talento en más de una hora de peli. No me extrañaría que en unos años estemos hablando de Solarz como otro de los grandes del cine argentino. Os dejo una de las escenas más representativas de lo mejor de la peli. 





"Miel de naranjas": tan insípida e indiferente

Buen reparto, buena foto... Y poco más. La película ha pasado indiferente por el Festival de Cine de Málaga. El rostro de Iban Gárate lo dice todo: con la mirada perdida, sin saber muy bien hacia donde va la historia y los personajes. El simplista guión de Remedios Crespo y el desacertado montaje mutila la emoción y el interés que debería tener la historia. Imanol Uribe no rueda mal, pero sigue siendo un director sin una gran película en su filmografía. Y el plano cenital del franquista que muere con su cuerpo cortosionado en forma de esvástica.... Sin comentarios. 

"A puerta fría": gélida e inteligente jungla

Peli muy interesante. Muy dura. De esas que te deja con mal cuerpo. Pero bien dialogada, bien medida, inteligente, interpretada con convicción. El argumento central es la dichosa crisis, la salvaje competencia, la inhumanidad empresarial... El método, Margin Call. A esa temperatura nos movemos. El trabajo de Xavi Puebla detrás de las cámaras es muy elegante. De las cosas más valiosas que nos ha dejado estas 48 horas de festival. Nick Nolte acertó al venirse a rodar a Sevilla. Y Dechent no me extrañaría que estuviese entre los actores premiados el próximo sábado.

"Hasta la vista": acordes y desacuerdos

El Festival de Montreal y el Festival de Málaga han llegado a un acuerdo interesante. Tres de las pelis más premiadas en el certamen canadiense serán mostradas en el Festival andaluz.

Ayer se estrenó Hasta la vista, película belga ganadora de tres grandes premios en Montreal y en el Festival de Cine de Valladolid. Esta película está rodada en parte en Málaga con la colaboración de la productora Medialab.

La peli tiene cosas muy interesantes a pesar de que el argumento inicial es como para salir corriendo. Dos jóvenes en silla de ruedas y un adulto ciego tienen una ilusión vital: recorrer Europa para ir a un burdel para discapacitados en Málaga. El topicazo de que en España hay toreros y fulanas está servido en un arranque lamentable. Cualquier peli "mala" de Ozores y Esteso de los 70 podría comenzar con el plano playero de Hasta la vista.

Pero luego la peli tiene buenos momentos de guión e interpretación, detalles de amistad que aportan profundidad a lo que parecía un largometraje más del sexo es lo único. La conductora Mamut (así lo llaman los dos jóvenes protas, salidos y con mala baba pero al menos con un cierto recorrido) es sublime. Y el ritmo narrativo es muy ameno. 

Es una pena que la peli opte en muchos momentos por la broma fácil, la zafiedad evidente y el convencionalismo cinematográfico que se empeña en negar que la prostitución es algo profundamente degradante. Para hombres y mujeres, igualdad total.
Con todo, insisto, Hasta la vista no es otro homenaje europeo a Porkys. Algo que sí son, por cierto, pelis francesas como las recientes Le Skylab y Los infieles.

"El pez de los deseos": seguiré pidiendo carne

Una nueva sección del Festival es Animazine que pretende resaltar los avances en la animación española. Inauguraba este apartado una peli vasca y pedagógica que intenta que los niños se aficionen a tomar pescado. Misión imposible. La peli es muy limitada de animación, el ordenador se ve por todas partes, la trama es bastante surrealista... Y sobre todo la película es muy estridente. Ruido tras ruido con una horrible banda sonora que no te deja tranquilo en 70 soporíferos minutos. Me asombra que la película se estrene en pantalla grande la semana que viene. De lo que he visto hasta ahora lo más flojo, de lejos.

"The Pelayos": pocas vueltas para una ruleta

Eduard Cortés suele tener buen ojo para las historias. Ya le sucedió en La vida de nadie, su primera y en mi opinión mejor película. Esta vez da una vuelta de tuerca al cine de casinos que en los últimos años ha estado presente por gracia o desgracia (según qué escena y qué parte de la trilogía) por los chicos de Ocean.

Lo primero que hay que decir es que la película tiene sello propio. Rodada en Mallorca y con guiños al cine norteamericano (especialmente en el inicio con un canción interpretada por Daniel Bruhl en un ambiente muy cool), The Pelayos es una película que arranca con un planteamiento original: un robo sin delito, un atraco sin atraco. Una historia real (allí estaban ayer en Málaga todos los Pelayos vestidos con la camiseta de la película), que parece ficticia.

La película está muy bien rodada, fotografiada e interpretada por un elenco muy completo y bien escogido. Además el diseño de producción tiene las dosis necesarias de glamour (diez veces más barato que el de la trilogía de Soderbegh y comandada por Clooney).


El problema es que a la película le faltan vueltas y giros, algo que le suele suceder a Eduard Cortés. No deja de ser una historia pequeña de unos personajes pequeños. O al menos eso es lo que nos muestra la peli. Es significativa la carencia de matiz y romanticismo de las relaciones "afectivas". Poco más que sexo, compulsivo y frenético, tan precipitado como aburrido. La metáfora del juego también daba para bastante más, pero Cortés no es Dostoievski precisamente. Así que la película se pierde a los 30 minutos y regresa al final, demasiado tarde ya, evidenciando lo que podría haber sido y no fue.

"Titanic" de la China; "Titanic" de la risa

En esta euforia por reeditar en 3D, el Titanic de James Cameron vuelve a arrasar en taquilla. A los 1845 millones de dólares que recaudó hace 15 años hay que sumarle los 150 que ha logrado en quince días en su versión 3D en todo el mundo. Una cifra que probablemente seguirá subiendo hasta los 300 millones de dólares según las previsiones que la colocan como el reestreno en 3D más rentable, poco después de que George Lucas se haya vuelto ha quedar sin público para la reedición de La amenaza fantasma (todo hay que decirlo su mejor película de la última y penosa trilogía galáctica).



Salvando la gloriosa banda sonora de James Horner y la fuerza visual de algunas escenas nunca me ha entusiasmado Titanic, sobre todo por el cursi y pobre guión de Cameron (qué historia de amor, menos mal que al final Di Caprio se ahoga), y la ausencia total de química en la pareja protagonista. Pero si a mí nunca me ha gustado ni en 2 ni en 3 dimensiones, a los chinos les sigue entusiasmando. Con 58 millones ingresados en las 2 últimas semanas es el estreno de la Fox más rentable en ese inmenso país.

A propósito de la llegada masiva de reediciones en 3D os dejo un trailer muy divertido sobre una versión de Titanic dirigida por varios directores.

El género es nuestro

Se acabó lo de decir que el cine español "de género" es cada vez mejor. Después de Celda 211, No habrá paz para los malvados y ahora Grupo 7, no es que el thriller español sea más o menos competitivo con el norteamericano, es que no tiene nada que envidiarle. También es verdad que Hollywood no pasa por su mejor momento en este género (queda ya lejos los Bourne, Collateral y demasiado cerca películas anódinas como El invitado).

Grupo 7 es una de esas películas cuidadas, bien medidas de metraje, con la emoción ajustada a la inteligencia y no a las vísceras. Hasta Mario Casas está... correcto. Sigue teniendo dos gestos interpretativos (cara de tensión de te voy a reventar la cabeza y cara de reconócemelo nena, no es posible ser tan fuerte y tan guapo), pero esta vez controla bastante la furia ibérica de su personaje. Me gustaría saber más del personaje de Inma Cuesta (una actriz fantástica que cada vez me recuerda más Rose Byrne), que tiene un papel bastante anónimo. Pero son errores insignificantes ante el poder visual que imprime Alberto Rodríguez en su mejor película con diferencia. Grupo 7 no ha comenzado muy fuerte en taquilla pero el boca a boca supongo que ayudará en las próximas semanas. En definitiva, el cine español sigue sumando (a pesar de que en trailers cómo este aún dejemos mucho que desear).

Comments System

Disqus Shortname