Que Lily me perdone

El otro día igualé a Kristen Stewart con Lilly Collins como sosaínas incapaces de competir con Julia Roberts y Charlize Theron en dos de las últimas adaptaciones de Blancanieves. Alberto Fijo me afeó la conducta en twitter y tenía razón.

Lilly aguanta el tipo  a una soberbia Julia Roberts (que disfruta con su mejor personaje en años) y esta sensacional en el baile final. Un salto a lo grande para una actriz que apenas habíamos visto en papeles secundarios de una peli maravillosa (The Blind Side), una nefasta (El sicario de Dios) y una serie olvidable (Sensación de vivir).

Tarsem Singh también se redime con esta peli del patinazo de Inmortals, demostrando que se puede ser comercial y creativo a la vez.

Calificación: 8

"Smash": otro ni fu ni fa del Spielberg televisivo

Algo sucede con el Spielberg televisivo que no me convence. Ni a mí ni a casi nadie le ha entusiasmado Smash, la serie sobre la preparación de un musical sobre Marylin Monroe. Es una serie correcta, con cierto interés, algún que otra coreografía con regusto clásico... Pero muy lejos de Chicago o Hairspray, musicales de los mismos productores que esta serie.

Anjelica Houston es la secundaria invitada, que está bien pero como todo en la serie su personaje es muy poco creativo. El público no ha respondido a la serie pero aún así acaban de anunciar la segunda temporada. Tiene alguna canción bonita. Como ésta de Katharine McPhee. Qué buena voz. Qué mala actriz.




José Padilha: "De Tropa de élite" a "Robocop"



En 2007 el brasileño José Padilha recibió premios y elogios por su durísima y brillante película sobre la tropa dedicada al narcotráfico en las favelas. Muy cercana a Ciudad de Dios, Tropa de élite es menos truculenta sin dejar de ser muy veraz.

6 años después, el próximo 2013, Padilha presentará un remake de la ochentera Robocop que en su día inició el grandilocuente Paul Verhoeven. Un salto a Hollywood desconcertante porque a priori no parece que sea el trabajo más adecuado para un cineasta con tanta personalidad. Veremos qué es capaz de hacer con esta trilogía olvidada y olvidable.

Ponga un Oso en su bosque

La comedia de Tom Jones ¿Para que sirve un oso? sigue la línea amable y simpática de La torre de SusoJavier Cámara, Emma Suárez y Geraldine Chaplin engrandecen una película simpática y positiva, ecologista pero no peñazo y a ratos muy inteligente y divertida. Una sana comedia que obvia los terrenos archiconocidos de la comedia española de hormonas disparadas y personajes sementales.

Hay escenas muy divertidas como la lección que da Javier Cámara sobre el deterioro (inminente y catático) del planeta, la presentación de Geraldine Chaplin, una madre que pasa de la ternura a la crueldad en cuestión de segundos o la extraña pareja compuesta por una simpática Oona Chaplin y un pánfilo guiri ecologista interpretado por el norteamericano Jesse Johnson. También está el personaje de niña repelente que a uno le entran ganas de estrangularla; un papel mal escrito y peor interpretado. Pero si uno acepta el tono voluntariamente caricaturesco la película es una rara avis agradable de ver con actores estupendos y paisajes dignos de ver.

Good morning, spring

Por si no os habéis dado cuenta ayer empezó la primavera. Hasta en Galicia sale el sol sin nubes molestando. Momento tan radiante podría llevarme a un lugar muy lejano y muy cursi. Pero no. Hace mucho que no hablaba de cine clásico así que me he puesto a buscar un momento de cine radiante para empezar la primavera.

No soy muy original lo reconozco, pero es que el musical americano no deja de entusiasmarme. Y Cantando bajo la lluvia sigue siendo en mi opinión una de esas películas que rejuvenecen cada vez que las ves. Este Good Morning, Good Morning es una coreografía deliciosa, un ejemplo de como bailar en  el cine con gracia sin perder la naturalidad.




"Blancanieves", por todos lados, parte y reparte

Se nos acaban los superhéroes Marvel pero siempre nos quedaran cuentos infantiles. Últimamente la moda es Blancanieves. Así que nada, todo el mundo a hacer Blancanieves. Es verdad que las dos versiones norteamericanas parecen muy diferentes, aunque coinciden en que esta vez la niña más hermosa del Reino no se dedica precisamente a cantar canciones cursis con la mariposas del campo y los enanitos...

Ahora es una heroína destructora a lo Bruce Willis combatiendo contra la malvada reina. El problema es que, a priori, la pelea no tiene gran emoción. ¿Quién es el malvado director de casting que se ha atrevido a poner en frente a dos sosainas Blancanieves (Kirsten Stewart y Lilly Collins) contra dos pedazo de omnívoras brujas (Charlize Theron y Julia Roberts)? Pobre Walt Disney y pobres niñas. A partir de ahora todas querrán ser brujas perversas y no lelas adolescentes envenenadas con el postre más cutre de toda la historia de los postres.





Pero aquí no se acaba la Blancanievesmanía en la que estamos inmersos. El cine español se anima con una adaptación en blanco y negro y muda, a lo The artist. Es la versión más gótica con otra actriz enorme haciendo de malvada bruja (Maribel Verdú). La película la dirige Pablo Berger (Torremolinos 73).

"La deuda": interesante pero no imprescindible

Entretenida y vibrante por momentos, La deuda es una de esas películas que pasa por la taquilla de puntillas sin merecerlo. Escriben el guión los creadores de esa burbuja inflada por parte de la crítica titulada Kick-Ass y el director es el de Shakespeare enamorado (otra que tal baila). Lo más interesante está en la interpretación con Helen Mirren, Tom Wilkinson, Jessica Chastain y Sam Wortington. La película recuerda en la trama a La caja de música, que era mucho mejor en mi opinión.

Sin excesos, la película se deja ver, con algunas escenas muy vibrantes y un comienzo muy prometedor. No llega demasiado lejos la longitud de onda de los personajes y la historia pero como los actores son estupendos parece que todo es más profundo y matizado. En realidad, si escarbas un poco hay una idea bastante simple de fondo, bien presentada eso sí, pero insuficiente para que la película sea una de esas que hay que ver como sea.

Vuelve "The Killing"

Aunque no obtuvo el éxito de audiencia que pretendía, The Killing fue una de las series policiacas más interesantes del curso pasado. Con una pareja de los detectives de lo más sugerente, The Killing apuesta por el drama y los personajes antes que la persecución del perro y el gato. La promo de esta segunda temporada es una buena manera de abrir el apetito. Al parecer al asesinato de Rosie, se suman nuevos casos que complicarán la trama.

Elisa: Deslizar sobre hielo

Comprométete es un título horrible. Un título esos de autoayuda, autodestrucción y autoestupidez. Pero la película es maravillosa. Una de esas pelis italianas que te dan ganas de vivir, con buenas canciones, una metáfora sugerente... El argumento es la preparación de un matrimonio. Ni más ni menos. Pero la pedagogía está muy bien presentada y hay vida detrás de cada gesto.

La canción de Elisa, magnífica cantante italiana, resume bien el tono romántico y profundo de la peli casi tanto como la imagen del baile sobre hielo (un símbolo sugerente de la fidelidad en el matrimonio que hay que ganarse con cada movimiento para que la coreografía sea perfecta).



"Luck": ¿Qué le pasa a Michael Mann?

Si me aburrió con intensidad Enemigos públicos, la serie que produce y dirige Michael Mann (El último mohicano, Heat, El dilema, Collateral) titulada Luck y protagonizada por Dustin Hoffman es tan correcta como distante y aburrida. El doblaje además comete el delito de poner a Rain Man la voz de De Niro. El argumento va de las carreras de caballos y la suerte. Con la HBO poniendo dinero y Michael Mann detrás de la cámara hay momentos de fuerza visual (sobre todo las impresionantes carreras) con un uso del color muy interesante. Pero Mann se viste de Soderbergh y se empeña en que ningún personaje te interese con un ritmo cansino, interpretaciones gélidas y ausencia de giros narrativos.

En Estados Unidos no ha conseguido buenos datos de audiencia. Aún así la HBO ha prometido segunda temporada que dudo que pueda impulsar el cansino trote de esta serie que me produce somnolencia hasta en los títulos de crédito.


"Lorax": la primera sorpresa en 2012

70,1 millones de dólares en la primera semana. Es el primer y sonoro pelotazo en la taquilla de Estados Unidos. La verdad es que cuando vi el trailer hace unas semanas me llamó la atención la colorida y diferente animación y el argumento (que no es desde luego el clásico argumento de peli de dibujos). Los directores son los mismos que Gru, mi villano favorito (que ya fue muy bien en taquilla) y la secuela de ésta que llegará próximamente. Aquí llegará el 30 de marzo. Averiguaremos entonces qué es eso de la "trúfula".

El espíritu de Benji

Benjamin Price, el portero de Campeones, hacía paradas increíbles que sólo podía permitirse una serie de dibujos animados. Pero a veces la realidad supera la ficción. Y hace unas semanas en el estadio del Chelsea, David De Gea, atlético él, encarnó el espíritu de Benji. A mano cambiada, en el descuento, 3-3 en el marcador. Al terminar el partido el portero habló con su amigo Mata que había colocado el balón en la escuadra. "Lo siento" dijo el portero de dibujos animados al campeón del mundo.



Superhéroes: de uno en uno por favor

Llevamos cerca de dos meses de bombardeo de películas de Oscar y prácticamente nos habíamos olvidado de ellos. Probablemente haya sido una buena táctica comercial ya que el público estaba muy saturado de la patrulla Marvel y demás compañeros unidos contra el Mal (habitualmente estúpido). Pero en los próximos meses nos esperan una nueva invasión. Aparte del esperadísimo regreso de Batman que ya comenté hace unas semanas, llegan la legión de Los vengadores. Dirige Joss Whedon (Serenity, Bauffy, el cazavampiros) y lo protagonizan los mismos que interpretaron a Thor (bueno interpretar es muy generoso: se puso el disfraz y la misma cara de bostezo existencial durante toda la película), Iron Man (a ver si Robert Downey Jr puede lucirse como en la primera parte), Capitán América (¿alguién se acuerda de ella?) y Scarlet Johannson (que debe estar todavía recuperándose del shock por no haber sido elegida para interpretar a Marylin Monroe: algo que lleva haciendo sin cobrar desde hace bastantes años). La peli llegará el 27 de abril. El trailer no pinta mal del todo pero veremos si no les da por imitar a las dos infantiles y estúpidas partes de Los cuatro fantásticos.



Más interés a priori tiene el nuevo Spiderman que dirigirá Marc Webb: el responsable de esa maravilla titulada 500 días juntos. Protagoniza Andrew Garfield, probablemente el actor joven con más talento en Hollywood. El trailer no me ha entusiasmado (ni este ni el segundo), y además he de reconocer que la trilogía precedente de Sam Raimi me pareció interesante, al menos en su inicio. Saldremos de dudas el 6 de julio.

El regreso de Jason Reitman

El estupendo director de Up in the air vuelve a trabajar con la guionista de Juno (Diablo Cody, que venía de meter la pata hasta el fondo con la última peli de Megan Lobezna Fox). La historia se centra en una persona adulta que pretende actuar como si fuese joven volviendo al pueblo de su adolescencia a recuperar un antiguo novio. Ellas es Charlize Theron y él Patrick Wilson.



Sin llegar al nivel de sus últimas películas Reitman mantiene un buen nivel. Young adult tiene muchos detalles interesantes con una interpretación portentosa de Charlize Theron (asombrosamente olvidada entre las nominadas de este año). Es fácil conectar con un personaje patético pero muy actual, el del adulto que sigue viviendo como un adolescente (tema ya sugerido en la anterior colaboración Diablo Cody-Jason Reitman: Juno). Sin llegar a ser Beautiful Girls es una película que hace pensar y a la que sólo le sobra alguna zafiedad puntual innecesaria y fuera de lugar.

"Glee": Dancing in the sky

Ryan Murphy no es un director perfecto, ni mucho menos. Es tramposo, manipulador, sentimentaloide, tendencioso. Vamos, que lo de dirigir así Come, reza, ama no es casualidad.

Pero tiene un talento más que notable para planificar coreografías. El movimiento de la cámara, el uso de la luz, las letras de las canciones, la selección de las voces, el vestuario... También ha logrado que en muchas ocasiones las versiones de las canciones mejoren al original gracias a unas voces maravillosas. Un buen ejemplo son las canciones Tell him (que aquí cantaba el mismísimo Luis Aguilé o Telephone de Lady GaGa.





Y alguno dirá: "Hombre, a estas alturas y con ese presupuesto, no es tan difícil hacer un buen número musical". A las pruebas me remito. Sólo hay que ver las anodinas coreografías de películas como Mamma mía, Nine, Fama, Noche de fin de año (ese doble final tan aburrido con la prota de Glee de rehén), para darse cuenta que no es tan fácil. Hace falta talento para dar vida a un baile y Murphy lo hace con un montaje modélico. El resto de la serie va cuesta abajo y sin frenos aunque ya estemos en la 5º temporada.







Comments System

Disqus Shortname